200 procesos para repartir

Malestar ha causado entre los defensores públicos de Ibagué, la salida de dos de sus compañeros: Julio Lozano y Valdelmiro Pirabán. Esto, porque los procesos que adelantaban estos profesionales, más de 200, deberán ser repartidos entre los abogados de oficio que prestan el servicio a la Defensoría, a personas de bajos recursos. La congestión judicial del circuito de Ibagué, también está afectando a la Defensoría del Pueblo.