Once ajustes tendrá el nuevo contrato del túnel de La Línea

Obras del túnel de La Línea

Luego de que se declarara desierta la licitación hace unos días, el Gobierno Nacional tuvo que hacer modificaciones al dicho contrato.
Estos ajustes son el resultado de reuniones sostenidas entre el Instituto Nacional de Vías (Invías) y 12 constructoras – nacionales e internacionales–, que ya mostraron interés en terminar el 12% restante que le falta a esta obra.

Por su parte, Invías mantendrá a su cargo la licencia ambiental del proyecto, se incluirá un anticipo del 10% (unos 22.000 millones), con el fin de que la firma ganadora no tenga inconvenientes de recursos al iniciar sus tareas.

Carlos García Montes, director del Invías, aseguró que “como se trata de un contrato de mucha cuantía (más de $220.000 millones) no teníamos presupuestado inicialmente dar anticipos, teniendo en cuenta que presupuestábamos que la firma ganadora tuviera buen músculo financiero. No obstante, aunque la ley nos da vía libre para habilitar hasta el 50% de anticipos, solo daremos el 10%”.

Sumado a los anteriores cambios, Invías determinó que el aseguramiento del proyecto corresponderá solo para el 12% que le resta a la iniciativa.

Túnel de La Línea

No obstante, las adecuaciones no terminan allí y también incluirán que la entidad asuma la responsabilidad de aumentar el plazo por mayores tiempos requeridos tanto en diseños como en obras extraordinarias, tales como posibles cambios en el tratamiento de los otros túneles o reparaciones menores.

“También tendremos a nuestro cargo los posibles riesgos que traería el hecho de que se tarden las aprobaciones de permisos ambientales por parte de la autoridad ambiental”, agregó García.

Con este fin, añadió el funcionario, también habrá flexibilidad de parte del Invías para la simultaneidad e independencia de todos los frentes de trabajo, con lo cual se le permite al contratista tener más libertad en su programación.

El Invías asumirá, igualmente, los riesgos por posibles afectaciones a la ejecución de las obras por efectos de obligaciones pendientes con subcontratistas y personal del contrato anterior, tales como posibles obstrucciones al desarrollo de la obra. Y, finalmente, se establecerán tiempos y mecanismos adicionales para resolver aspectos de ítems no previstos en la preconstrucción y construcción del contrato, con el fin de agilizar la ejecución del mismo.

Finalmente, se espera conocer el nombre el nuevo contratista el próximo 4 de julio del presente año.

Con información de Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *