Alfonso Parra Pérez, propietario de Rápido Tolima, había sido condenado

Rápido Tolima

Lo encontraron responsable de fraude procesal. 

El Juzgado Séptimo Penal del Circuito de Ibagué, condenó a 60 meses de prisión y al pago de perjuicios a Alfonso Parra Pérez, por los delitos de falsedad en documento y fraude procesal.

Los hechos, tienen que ver con un oficio que dirigiera Parra Pérez al Ministerio de Transporte, solicitando autorización para chatarrizar una buseta y cancelar la licencia de operación, porque el rodante había sido robado.

Pero la buseta, de propiedad de María Lourdes Molina Cruz, estaba en operación, por cuanto lo señalado por Parra en su oficio, no era ajustado a la realidad. La mujer denunció en la Fiscalía a Alfonso Parra.

En la segunda instancia del caso, el Tribunal Superior de Ibagué, con ponencia del magistrado Alirio Sedano, ordenó la prescripción del delito de falsedad, exoneró a Alfonso Parra del pago de perjuicios, y le fijó una condena de seis años de prisión.

Al gerente de Rápido Tolima, se le concedió el beneficio de la suspensión condicional de la pena, es decir, que no fue a prisión por este caso.

Este año, Rápido Tolima estuvo en el ojo de la opinión pública por la racha de accidentes que protagonizaron sus vehículos, con saldo de varios fallecidos y decenas de lesionados. (Lea: La línea de la muerte).

También, el Ministerio del Trasporte le canceló la licencia de operación, por lo que la firma tuvo que regular a sus conductores y cesar la seguidilla de siniestros que no han vuelto a presentarse.

Alfonso Parra, falleció este domingo en la ciudad de Ibagué.