Algo huele mal en el Juzgado Tercero Civil del Circuito de Ibagué

Javier Soto. Imagen, suministrada.

Varios funcionarios capturados y uno destituido en ese despacho judicial.

La semana anterior fue noticia la captura de Javier Mauricio Soto, aprehendido por los delitos de cohecho y falsedad, en hechos ocurridos en el año 2014.

Soto, se desempeñaba como secretario del juzgado en mención, y se le señala de falsificar una documentación y el acta de reparto de un proceso, al parecer en compañía de otros servidores judiciales.

Lo anecdótico es que no es el primer caso donde saltan suspicacias, justamente en el Juzgado Tercero Civil del Circuito. Meses atrás, fue destituido con una resolución de la Dirección de Administración Judicial, Fernando Suárez, quien también laboraba en esa dependencia.

Se le señaló de cometer presuntos actos irregulares y se le separó del cargo. Suárez, se desempeñaba como líder sindical de Asonal Judicial.

En la audiencia concentrada de Javier Mauricio Soto, este se allanó a los cargos y recibió una medida de aseguramiento de carácter domiciliario para hacerse efectiva en el municipio de Flandes. Soto, también es abogado y se dedicaba al litigio particular.

Le puede interesar: Justicia de Ibagué se vende al mejor postor.

Hay que recordar que un juez civil de circuito, Juan Gilberto Ovalle, se encuentra prófugo de la justicia luego que se le librara orden de captura. En el mismo juzgado del letrado Ovalle, una funcionaria fue detenida hace varios meses, confinada en detención domiciliaria, y posteriormente condenada luego de aceptar cargos.

Eso sin contar, la condena de más de 21 años de prisión fijada contra la exjuez penal de circuito Stella Ramírez. O la huida hacia Estados Unidos del exjuez penal Jorge Enrique Páez, quien tiene un proceso vigente por amaño de procesos y solicitar dinero bajo amenazas a sus empleados.

Las autoridades deberían investigar a fondo si existe un cartel o contubernio entre abogados y funcionarios judiciales de algunos despachos para amañar autos, providencias y sentencias.

No se sabe si podría entrar a colaborar con la Fiscalía y contar más de lo que sabe sobre la corrupción judicial que campea en algunos despachos judiciales de la capital tolimense.

Deja un comentario