Ancízar Carrillo se recuperó rápidamente de la ‘locura’

Ancízar Carrillo

Ancízar Carrillo, el cuarto de izquierda a derecha.

El exgerente de la Edat apareció en el cumpleaños del exsenador Mauricio Jaramillo.

Esto luego que en 2015 se indicara que Ancízar Carrillo debió ser retirado de la Empresa de Aguas del Tolima, al padecer un agudo cuadro de estrés y otros padecimientos mentales, al parecer por encontrar irregularidades en la contratación y en la ejecución de los acueductos de varios municipios del departamento.

El nombramiento lo había efectuado el gobernador de le época, Luis Carlos Delgado Peñón.

Incluso se afirmó que Ancízar Carrillo había ido a parar a la clínica de Los Remansos, un centro para tratamiento de pacientes mentales y siquiátricos de la ciudad de Ibagué. (Lea: el desorden en la Edat).

Pero de apoco, Carrillo Reyes se fue ‘recuperando’. Fue visto varias veces en la sede de campaña del excandidato Mauricio Jaramillo, en el centro de Ibagué; luego, manejando vehículos particulares y ahora en el cumpleaños de su jefe político.

No se sabe si su recuperación es milagrosa, rápida y vertiginosa, o si la supuesta enfermedad no fue más que una cortina de humo para tapar el despilfarro de dineros públicos en los acueductos de muchas poblaciones, que aunque se han invertido y contratado, nada que les llega la gota de agua a los usuarios.

Ancízar Carrillo ha sido un consentido del movimiento jaramillista y ha ocupado todos los cargos posibles: gerente del Instituto de Acueducto y Alcantarillado de Ibagué, Ibal, y hasta director de la caja de compensación familiar, Comfenalco.

Deja un comentario