“Aquí no se está armando un castro-chavismo”, ministro de Justicia

El Ministro tolimense defiende el proceso de paz del Presidente Santos.

El Ministro tolimense defiende el proceso de paz del Presidente Santos.

El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, señaló que el Presidente Santos se la está jugando toda por la pacificación del país.

“Hay que parar la guerra ya, hay que evitar esta cadena infernal de la violencia”, dijo y agregó que la labor más importante de un gobernante, es ponerle fin al conflicto.

“No es fácil acabar esta guerra, es más fácil inspirar la guerra, es más fácil manejar el discurso emocional, que en términos electorales, es mucho más vendible”, afirmó.

“Hay quienes de mala fe señalan que lo que se está armando es un proyecto para facilitar el Castro-Chavismo, y a mí no se me pasa por la cabeza a un Santos haciéndole el mandado a Fidel Castro”, aseguró.

Agregó que “es muy fácil incitar a la guerra, cuando uno no manda a sus hijos a la guerra”.

No negó que le llama la atención cuando algunos “le hacen falso cargo a Santos de patrocinar impunidad” y trajo a colación el proceso de Justicia y Paz con los grupos paramilitares.

“Ese proceso fijó penas de 5 y 8 años a autores de masacres y torturas con la condición que se conociera la verdad, pero eso nunca pasó porque actuaron de manera sesgada y el país se tragó el sapo de los paras”, dijo, y agregó que “se suponía que sabríamos quiénes crearon el paramilitarismo, quienes se beneficiaron, pero no fue posible porque la verdad se extraditó a estados Unidos”.

“Los paramilitares comenzaron a padecer de un alzahimer parcial, no se acordaron quienes fueron sus cómplices, quienes fueron sus compañeros en esa empresa criminal y tampoco hubo justicia porque de 32 mil postulados apenas 1.300 están en proceso, y solo hay 14 sentencias en 10 años con un aparato judicial grandísimo.

“En cuanto a reparación, los paramiliatares solo devolvieron trastos viejos a víctimas, vacas sin leche y mulas enfermas, lo que les sobraba.

“Qué no vengan con el cuento que con este proceso se abre espacio a impunidad, al contrario, aprendimos de ese proceso, para no cometer los mismos errores.

“La Justicia Transicional no es impunidad, y otra tontería que se dice es que en la mesa se negocia la propiedad privada”, dijo.