Asalariado de menos de $3,5 millones no tendrá que declarar

impuestos-668x400x80xX1

Avanza el trámite de la reforma tributaria en el Congreso.

Con hora y media de retraso iniciaron las plenarias para debatir la reforma tributaria cumpliendo así su trámite final en Cámara y Senado. La Cámara de Representantes fue más proactiva y votó en bloque 300 artículos de los 369 que trae la reforma tributaria lo que ya evacua 84 % del proyecto.

Pero en Senado el debate se prolongó por la discusión de los impedimentos de algunos congresistas y las proposiciones ante lo propuesto por el ministro Mauricio Cárdenas.

Pero habrá cambios sustanciales entre lo presentado por el Gobierno y lo que se ha modificado en el legislativo.

El primer aspecto es el aumento del IVA de 16 % a 19 % con la condición de mantener la base gravable del impuesto de renta a personas naturales tal y como está hoy – es decir a partir de $3,5 millones mensuales- y subiendo un punto de renta a las empresas.

En el texto original se decía que el IVA subía a 19% pero que la base gravable bajaría a $2,7 millones, en ese punto es que está el cambio de los ponentes.

De acuerdo con el representante Hernando Padaui “los cambios en la reforma tributaria han buscado no afectar más a los asalariados y la clase media. Hemos respetado no gravar más la canasta familiar”.

En tanto, el representante Alejandro Chacón señaló que “el Congreso tiene la responsabilidad de proteger a los colombianos más vulnerables. Aquellos que se benefician de los $72 billones en subsidios y tenemos que ser consecuentes con la caída en los ingresos”.

El impacto que señalan los congresistas al mantener la base gravable de los asalariados que pagan renta, protegió 23 millones de colombianos. También se midió lo que significaba el impuesto al gas natural. Según el representante Chacón, de haberse aprobado ese tributo, cerca de ocho millones de ciudadanos habrían visto un incremento en sus facturas.

Lo que quedó fijo desde el principio de la reforma fue el incremento de los tres puntos del IVA con la modificación de destinar uno de esos puntos a la financiación de la educación y la salud. Esto le permitirá contar a estos dos sectores con $2,5 billones adicionales.

Pero aunque no es muy conocido también fue aprobado la deducción que podrán hacer los contribuyentes en IVA en los bienes que adquieran incluso a través de mecanismos como el leasing. Así lo plantea el artículo 66 de la ponencia aprobada y que condiciona esta deducción a que se ejerza la opción de compra en el leasing. En caso contrario, la Dian podrá considerar la deducción tomada del IVA como una renta líquida gravable.

Las empresas, por su parte, tuvieron que tener un incremento de un punto en el impuesto de renta, frente al que contemplaba inicialmente la reforma. Si bien se disminuye la carga tributaria de 40 % a 33 %, el Gobierno en un principio buscaba bajar la renta a 32 %. El aumento se dio para poder mantener la base en las personas naturales. Lo que sí acogió el proyecto es la forma como se disminuirá. En 2017 sigue el 40 % (con la sobretasa de Cree) y baja a 37 % en 2018. Para 2019 se bajaría a 33 %.

Otro aspecto que resaltó el ministro de Hacienda es que con esta reducción de impuestos a las empresas se incentiva la competitividad. “Los empleos que se generarán en Colombia durante la próxima década los van a crear en el sector privado porque ya llegamos al límite de crecimiento en el Estado.”, agregó.

En cuanto a las exenciones, tal y como lo estaban solicitando los constructores, quedó listo que los predios que se utilicen para proyectos de vivienda de interés social sean exentos del pago del impuesto de renta. Tampoco serán incluidas las utilidades en la enajenación de los predios contemplados para renovación urbana.

Un aspecto adicional que ya está en su fase final del trámite en el Congreso es la creación del monotributo para los comerciantes que tengan ingresos anuales inferiores a los $105 millones. Esto les servirá como una alternativa para mejorar la facturación electrónica pagando una tarifa de 1 %.

La Dian ha insistido que este nuevo tributo aplica a los establecimientos que ya vienen pagando impuesto de renta y que actualmente pagan una tarifa de 3 % y son, además, del régimen simplificado de IVA. También está lista la reforma a las Entidades Sin Ánimo de Lucro aunque con la modificación de no poner a pagar renta a las iglesias sino solamente ser declarantes.

Con información: La Republica.