Así están las apuestas para la Alcaldía de Rovira

Rovira. Imagen: archivo particular.

Exalcaldes aspiran, funcionarios cuestionados: de todo habrá en la campaña política.

De todo como en botica está en oferta al electorado para la Alcaldía de Rovira en los comicios de 2019.

Pacho Ibañez, aspira. Es hermano del expersonero de la localidad, Abraham Ibañez, quien fue sancionado por la Procuraduría hace algunos años cuando se comprobó que sacó unas líneas de telefonía móvil, con cargo al presupuesto oficial, y los teléfonos terminaron usándose en la venta de minutos al público en general. Con Ibañez está el polémico exalcalde Enrique Hómez, que tiene a su hija, Indira Hómez, como gerente del acueducto de Rovira en este periodo.

Choco y la alcaldesa de Murillo, Martha Sánchez.

Jair Guzmán: es el candidato del desprestigiado, inoperante y negligente congresista del partido Conservador, José Elver Hernández, conocido con el mote de ‘Choco’. Guzmán es primo del exalcalde Arnoldo Guzmán, también destituido y procesado por corrupción..

Alaín Ticora Ramírez: ha sido concejal durante tres periodos con aval del partido Conservador. Pero renunció, se retiró de la colectividad y busca aval con otro movimiento.

Sonia Peláez: es la candidata del alcalde Giovanny Vivas. Trabajaba en la Administración y anda promoviendo un ‘cañazo’ según el cual entregará 1.100 casas gratis a los menos favorecidos de Rovira. Lo que están denunciando desde ya es que no hay lotes donde construir el supuesto plan de vivienda en la población. Algunos advierten que esa modalidad de engaño a los electores sería un clon de la que utilizaron para poner alcalde en 2015 en municipios como Mariquita. Al oído de los organismos de control.

Y la ñapa: el exalcalde Diego Guerra, quien fue capturado hace pocos meses, asegurado y vuelto a liberar, quiere regresar al cargo.

Deja un comentario