Aumentó el índice de empresas que se liquidan en Colombia

Desempleados en Colombia

Cascada de impuestos, altos costos y precio del dólar, entre las razones del cierre.

Al 31 de marzo, 32 compañías fueron aceptadas por la Supersociedades para este proceso, mientras que en el 2016 se admitieron 22.

El primer trimestre del 2017 cerró con un 45 % más de empresas que entró en proceso de liquidación judicial en la Superintendencia de Sociedades. Con corte a marzo, fueron 32 sociedades las que se acogieron a este proceso, mientras que en el mismo periodo del año pasado se registraron 22.

En cuando a las compañías que fueron admitidas para reorganización empresarial ante el ente de control, el número se mantuvo estable en 43.

En los últimos 10 años, el órgano de control y vigilancia ha iniciado 1.366 procesos de liquidación, de estos, el 72%, es decir 984 ya se dieron por terminados. Del sector agropecuario se comenzaron 81 actos de disolución, de los cuales 61 ya se cumplieron.

Del ramo de la construcción hay registros en la Supersociedades de 98 procesos en marcha, 61 concluyeron, en tanto que del comercio, se abrieron 342 y 251 ya se dieron por terminados. Se destaca también el sector servicios, en el cual se dio trámite a la liquidación de 306 compañías, de las cuales 234 ya culminaron dicho proceso.

Del total de las empresas que iniciaron su liquidación en la última década, 163 son consideradas grandes, 254 medianas, 476 micro, y 455 pequeñas.

Así mismo, de las 1.371 que comenzaron el proceso, 376 lo hicieron de oficio, 104 desde intervención, 45 por el abandono de los negocios, 237 por el incumplimiento de un acuerdo de reestructuración, 62 por el fracaso de un acuerdo concordatario, 173 por una fallida reorganización, 4 por solicitud del deudor y sus acreedores, 21 por más de uno de los acreedores, 346 por solicitud directa del deudor, y tres por trámite ante un juez civil del circuito.

Se tiene identificado que el total de empresas en este proceso tenían, en conjunto, 7.395 empleados. De igual forma, la Supersociedades indicó que los activos con los que contaban estas sociedades sumaban $104,01 billones, en tanto que sus pasivos prácticamente duplicaban dicho monto, ascendían a $202,28 billones.

Bogotá, con 541 procesos de liquidación, es la ciudad con mayor número de empresas disueltas bajo este mecanismo desde el 2007. Del total de procesos iniciados en la capital del país, 384 ya concluyeron. Le siguen Antioquia, con 299; después el Valle del Cauca, con 154; y posteriormente Atlántico, con 89 sociedades.

De las reorganizaciones que dieron inicio en los primeros tres meses del 2017, se destaca la de Empaques Flexibles de Colombia, compañía que no tuvo cómo seguir afrontando el pago de sus deudas. La firma le pidió a la Superintendencia de Sociedades que le lanzara el salvavidas de la reorganización.

Al cierre de enero pasado el fabricante de empaques tenía vencidas más del 68,44 % de sus deudas: una cifra que supera los $9.8000 millones, el total de sus acreencias es por $14.432 millones.

Entre las causas que la llevaron a esta difícil situación financiera, la compañía destaca la cadena de intermediarios y competidores irregulares que se mueven en el sector, afectando los precios de mercado, la disminución de sus ventas junto con la pérdida de mercado, sumados al alto endeudamiento de la empresa y un flujo de caja improvisto.

Adicionalmente, la sociedad tiene bienes muebles e inmuebles que garantizan obligaciones a favor del Banco de Bogotá por valor de $6.074 millones. Los bienes mencionados son de carácter operativo, necesarios para el proceso industrial de la sociedad y se encuentran en adecuado estado de mantenimiento.

Con información de: Portafolio, diario económico.

Deja un comentario