Avianca la única empresa verdaderamente beneficiada

La crisis económica producida por la pandemia del Covid-19 ha generado un profundo hueco en la economía del país. Cientos de miles de pequeñas y medianas empresas han quebrado irremediablemente, y otras más, de forma milagrosa aún se mantienen.

Los rimbombantes anuncios del Gobierno Nacional sobre alivios financieros, líneas blandas de crédito, entre otras ayudas nunca llegaron a los angustiados solicitantes que veían como con el paso de los días sus empresas se acercaban a la banca rota. Miles de cientos de empleos perdidos, la economía golpeada fuertemente, y la luz al final del túnel nunca estuvo tan oscura e incierta para los pequeños y medianos empresarios del país.

Los bancos ratificaron su carencia de sentido social y solidario, y mostraron su lado más codicioso e inhumano, cerrando las posibilidades de acceder a créditos y a la refinanciación de deudas, lo que agudizó la crisis y dejo sin salida a los empresarios.

En este país de macondianos contrates, de inequidad, de ausencia de justicia social y de solidaridad por quienes de verdad la necesitan, se conoció el crédito millonario que el Gobierno del presidente Iván Duque le hace a la gigante aerolínea Avianca. La suma casi que impronunciable es un hecho histórico en ayudas que un gobierno el presta a una compañía privada.

El crédito de 370 millones de dólares americanos, fue justificado por el presidente Duque, como un paso para la reactivación económica del país y la recuperación de los empleos perdidos.

Pero aquí unos datos para ilustrar la falta de interés por los pequeños y medianos empresarios del país. En pesos colombianos el crédito asciende a 1.4 billones, las MiPymes representan el 90 % de las empresas del país y producen el 30 % del Producto Interno Bruto (PIB) y, por último, y no menos importante, emplean el 30 % de la fuerza laboral de todo el país.

Es entonces irracional pensar que, con el salvavidas lanzado a Avianca, se contribuya al país en la reactivación económica y la recuperación de empleos perdidos por la pandemia. La verdadera acción de reactivación es la de salvar a las pequeñas y medianas empresas, las cifras anteriormente expuestas así lo demuestran, lo que hace imperativo ayudar con todos los recursos posibles a las empresas que son el más importante motor de la economía nacional.

Sin contar que el expresidente y socio mayor de Avianca, el encopetado Germán Efromovich, fue detenido junto con su hermano, porque a juicio de las autoridades brasileñas, habrían pagado sobornos a altos ejecutivos de Transpetro, subsidiaria de Petrobras, para conseguir un contrato multimillonario de construcción de buques en ese país. Y aquí una pregunta: ¿qué garantías dará para el retorno del billonario crédito a la nación, delicada situación del socio mayoritario de la compañía área?

Cómo nos duele lo que hacen con el dinero de todos, que debería servir a todos, más aún para superar la actual crisis, y no para un conglomerado empresarial que en poco contribuye a la solución de los problemas económicos y de desempleo en el país.

Para finalizar y seguir reflexionando sobre quién nos gobierna. La vicepresidenta de Relaciones Publicas de Avianca es María Paula Duque, hermana del presidente Iván Duque y esposa del periodista y socio de la emisora Blu Radio.

Por: Andrés Currea Hernández
Comunicador social – periodista.

Deja un comentario