Barreto irá de frente con Vargas Lleras

El sobrino del gobernador oficiará como gerente de la campaña del candidato en el Tolima.

Así se conoció en las últimas horas sobre la designación de Santiago Barreto, como gerente en el departamento, de la campaña e Germán Vargas Lleras a la presidencia.

Con esto queda definida la alianza entre el gobernador y el exvicepresidente que se había afianzado con la ruptura de la relación fría con Cambio Radical en el primer año de gobierno. En 2017, Barreto recibió a los alcaldes de ese grupo, y les llevó recursos y obras para las regiones.

El gobernador también recogió firmas para el aspirante presidencia como se denunció en Ibagué, a través de contratistas del Palacio del Mango, y en el municipio de Lérida, por medio de la alcaldesa Carolina Hurtado, hermana del secretario de Infraestructura Andrés Hurtado.

En contraprestación Oscar Barreto ha podido capotear las dos imputaciones de cargos que le ha hecho la Fiscalía por contratos irregulares de su primer mandato, y frenar las otras ocho investigaciones que desde Bogotá habría frenado el fiscal general Néstor Humberto Martínez, aliado de Vargas Lleras y conocido militante de Cambio Radical.

El tema de jugársela por los candidatos presidenciales no es nueva: en 2010 y durante la primera candidatura de Juan Manuel Santos a la presidencia, el fallecido Jaime Barreto (hermano del gobernador) ofició como gerente de la campaña en el Tolima del hoy presidente. Aunque luego la Casa Barreto se distanció de Santos, al parecer por indiferencia del primer mandatario o porque no retribuyó el esfuerzo de los votos que le pusieron en el departamento los Barreto.

Luego Oscar Barreto habría de virar hacia el Centro Democrático de Álvaro Uribe, con cuyo apoyo subió a la Gobernación en los comicios de 2015. Pero con el pasar de los meses, el movimiento uribista acusó de traición a Barreto por sus posturas en favor del proceso de paz y de la luna de miel en la que en la actualidad disfruta con el gobierno Santos, así sea por mera conveniencia.

La apuesta del gobernador es que de quedar Vargas Lleras en la presidencia puedan alfiles de esa casa dar el salto hacia el poder nacional y llegar a controlar ministerios, viceministerios o cualquier otra cuota que les sea entregada en contraprestación por el apoyo que se pueda brindar al jefe de Cambio Radical en el Tolima. El tiempo dirá si hicieron la elección correcta.

Deja un comentario