¿Barreto volverá a alinearse con Uribe?

Es posible que el gobernador haya traicionado a Vargas Lleras.

Esto porque en ningún municipio afín al movimiento de Oscar Barreto ganó el candidato de Cambio Radical, quien solo triunfó en Ambalema, un municipio de reconocido ascendente liberal.

Extrañamente Germán Vargas Lleras no ganó en Saldaña, Guamo, Valle de San Juan, Herveo, Fresno, y otras localidades de comprobada militancia histórica con el partido Conservador. Tan solo en Fresno, Duque arrasó con casi ocho mil votos.

Ni siquiera en Ibagué, donde nació el gobernador y su movimiento posee amplio caudal, Vargas Lleras tuvo una votación aceptable. Sacó 12 mil votos, frente a 109 mil de Duque.

Alpujarra, municipio manejado a su antojo por el cacique conservador Jaime Osorio, también le dio la espalda al exvicepresiente. Allí ganó Duque con 1.476 votos, frente a 194 de Vargas. Y eso que los conservadores estaban supuestamente con Vargas Lleras.

Podría pensarse que el movimiento de Barreto se vaya ahora, o siempre hubiese estado, con Iván Duque, pese a que públicamente el Centro Democrático había denostado del gobernador, a quien ayudó a elegir en 2015.

Hay que recordar que durante el primer mandato de Oscar Barreto (2008 – 2011), coincidió con el segundo gobierno de Álvaro Uribe y ambos compartieron sus tesis de mano dura a la guerrilla. Incluso, el gobernador fue objeto de un atentado de las Farc en Chaparral, cuando atacaron su camioneta con explosivos y disparos de fusil.

Pero tras el apoyo de Barreto al plebiscito por la paz, el Centro Democrático rompió con él, y públicamente lo acusaron de traidor. Incluso, el expresidente Uirbe dijo que en caso de que el gobernador fuera asegurado o detenido por sus procesos penales en la Corte Suprema de Justicia, su partido debería lanzar en unas eventuales elecciones atípicas a Francisco Mejía, un alfil local del uribismo.

Y hace pocas semanas Barreto fue tachado de ‘estafador’ en declaraciones entregadas por la senadora Paloma Valencia: “yo creo que Barreto estafó al departamento y a los uribistas, y creo que los estafó a todos porque cuando usted ve el comportamiento que tuvo esa entidad durante las elecciones regionales donde vimos la dilapidación de los recursos de los tolimenses en favor de unas campañas políticas pues siente uno mucha pena por el destino de un departamento que debería reservar sus recursos para solucionar sus recursos y no para tergiversar las decisiones libres de los tolimenses a la hora de votar”.

Así las cosas, es fácil pensar que Oscar Barreto terminará en segunda vuelta con Iván Duque, pues no se le ve haciendo una alianza con Gustavo Petro, de quien ideológicamente está en la orilla opuesta. La política es dinámica y habrá que ver si a Barreto lo reciben donde Uribe o si estaba desde siempre, solo que nadie lo sabía o llegaba a sospecharlo.

Deja un comentario