Barrida en la universidad Cooperativa

Patricia Izquierdo

Patricia Izquierdo / foto: página web UCC.

Profesores antiguos y decanos salieron de la institución en Ibagué, siendo reemplazados en algunos casos por personal sin experiencia. 

Con la llegada de Patricia Izquierdo, en reemplazo de Iván Melo como directora de la sede de Ibagué, muchas cosas cambiaron. No solo el estilo gerencial y administrativo. Habrá también un relevo generacional, que aunque necesario, quizá le cueste en el corto plazo a la Cooperativa.

Pasaron a retiro los decanos de facultades que habían arrancado labores desde el establecimiento mismo de la universidad, en el año de 1996: Nemesio Castañeda, de Contaduría; y Gustavo Arbeláez, de Derecho, quien sucedió al fallecido Gustavo Adolfo Villanueva, hace algunos años.

De la facultad de Derecho, también salieron docentes antiguos y con vasta experiencia: los exmagistrados Hernán Vicente Verástegui, experto en temas civiles; David Rafael Gastelbondo, reputado penalista; y José Manuel Santana Murillo, expresidente del Tribunal Administrativo del Tolima.

Otros docentes que prefirieron la reserva de su nombre, le dijeron A la luz Pública, que las condiciones contractuales cambiaron y que ahora, sí quieren continuar con la Cooperativa, deberán tener dedicación de tiempo completo, con una remuneración mensual de apenas dos millones de pesos. Esos docentes, cumplen actividades particulares con otras entidades, por lo que no podrían atender la cátedra todo un día en la universidad, descuidando sus otras actividades que les producen más ingresos. Los docentes de planta, tendrán un contrato por todo el año, mientras que a los catedráticos se les hará contrato por el semestre.

Por ello, algunos docentes han preferido dar el paso al costado, y están siendo reemplazados con educadores venidos de Espinal, la antigua plaza que ocupaba la nueva directora, Patricia Izquierdo. En otros casos, se están llenando los huecos con profesores muy jóvenes, sin demasiada experiencia, e incluso exalumnos de la UCC.

Como si fuera poco, existe descontento entre los trabajadores administrativos que conformaron un sindicato junto a los profesores. Voces en la Cooperativa hablan de convocar a protestas y a plantones para reclamar mejores condiciones. Los trabajadores administrativos tiene contrato once meses del año.

Habrá que ver si en el mediano y largo plazo, la apuesta que está realizando la Universidad Cooperativa la sigue posicionando en la oferta académica de Ibagué, pues hasta hace poco tiempo sus profesionales se destacaban en entidades privadas y del sector público, a lo largo y ancho del departamento del Tolima.

Deja un comentario