Berbeo y Toledo, salpicados en audiencia de Luis H.

Jhon Ésper Toledo

Por primera vez la Fiscalía menciona a los dirigentes políticos en la indagación de Juegos Nacionales.

La Fiscalía mencionó por primera vez a conocidos personajes de Ibagué, dentro de la imputación realizada a Luis H. Rodríguez

De Oscar Berbeo señaló que el dinero del anticipo de obra recibido del contrato de la calle 42, fue empleado por Jorge Alexander Pérez, el Chatarrero, así: “2.462 millones se usaron para pagos no estipulados como la compra de la concretera Boylam de propiedad de Oscar Berbeo”.

A su vez la Fiscal Segunda Especializada dijo que Luis H. Rodríguez y Berbeo tenían una relación cercana: “tienen una afinidad, ya que son entre comillas compadres”.

Es de recordar que la exesposa de Berbeo, Viviana Gómez, fue secretaria de Cultura durante el mandato de Luis H. Rodríguez, y en el anterior cuatrienio, la administración de Jesús María Botero.

Berbeo fue dos veces concejal de Ibagué y siempre ha hecho política con aval del Partido Liberal. Hoy se dedica a actividades inmobiliarias y de la construcción.

La versión que se conoce hasta ahora es que Oscar Berbeo le vendió la firma Boylam a Jorge Pérez, y que este no le pagó lo convenido. En la actualidad el tema se dirime en los estrados judiciales.

Jorge Pérez y Oscar Berbeo

La fiscal también mencionó al excandidato a la Alcaldía Jhon Esper Toledo, de quien dijo que el propósito de Luis H. era poner a Toledo de sucesor “ubicando contratistas, le estaba trabajando a la campaña de Jhon Esper Toledo, allanando el camino para que Toledo siguiera sosteniendo a los contratistas y generar adiciones”.

La fiscal también dijo que Luis H. era consciente del destino que tuvo el material de relleno, escombros y demás que se retiraron de obras como las del Parque Deportivo porque “eran personas con las que tenía relación desde la campaña electoral”.

Es de recordar que material de relleno del Parque Deportivo se usó para nivelar unos terrenos del exsenador Mauricio Jaramillo, que este posee en una propiedad cercana al aeropuerto Perales de Ibagué.

Deja un comentario