Capturada banda que habría asesinado a seis personas en Tolima y Cundinamarca

JESUS ALBERTO RODRIGUEZ MANCOSiete miembros de una banda dedicada al homicidio, hurto, extorsión y tráfico de  armas en tres municipios de Cundinamarca y Tolima, que habrían asesinado a seis de sus víctimas, fueron capturados en una operación conjunta realizada por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía y el batallón de Policía Militar Número 13 del Ejército Nacional.

Luego de una serie de diez allanamientos efectuados en Girardot (Cundinamarca) y Flandes y Melgar (Tolima), las autoridades lograron la detención de seis personas que hacen parte de la banda conocida como Los Pepes. El séptimo personaje fue capturado en la cárcel El Diamante.

El director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, Luis González, manifestó que estas personas estarían involucradas en por lo menos seis homicidios cometidos contra sendos dueños de motocicletas hurtadas que no pagaron por la extorsión para que les devolviesen el automotor hurtado.

Por su parte, el coronel Gabriel Fernando Marín Peñaloza, comandante del batallón de Policía Militar Número 13, explicó que entre las víctimas de hurto de esta banda se encontraba un suboficial del Ejército que estaba acantonado en la zona.

De acuerdo con la investigación adelantada, desde enero del 2013, más de 20 casos de extorsión y otras conductas delictivas fueron detectadas en esta organización. Extorsión, hurto, tráfico de drogas, concierto para delinquir, porte ilegal de armas de fuego y desaparición forzada hacían parte de las actividades realizadas por el grupo capturado.

“El mecanismo de operación consistía en hurtar motocicletas para luego realizar extorsiones para devolver el vehículo. En caso de que los afectados no entregaran el dinero pedido, mataban a los dueños de los vehículos. En este momento”, explicó González, se está investigando la desaparición de dos miembros de una familia (padre e hija) que habrían sido víctimas de esta organización.

El proceso de los hurtos empezaba con la selección de la víctima, luego se efectuaba el hurto para posteriormente realizar el contacto con los dueños del vehículo y efectuar la negociación y así devolver el mismo. Mientras tanto, las motos eran almacenadas y desvalijadas para venderlas en el mercado ilegal de repuestos en la zona.

El coronel Marín manifestó que durante la operación fueron incautados una pistola, una motocicleta y varios chasises de moto, entre otras cosas.

La banda, era lideraba por Jesús Alberto Rodríguez Manco (foto).

La banda habría empezado con hurtos simples de motos y en el momento de su captura ya estaban realizando las extorsiones y homicidios.