A Carlos Edward Osorio lo quemó hasta Roy Barreras

Carlos Edward, Roy Barreras y Jaime Yepes.

Por ningún lado le funcionó la estrategia al dirigente para treparse al Senado.

Pese a inundar la ciudad con vallas y pendones (le quitó todos los espacios disponibles de Jaime Yepes), de mover dinero a raudales, pregoneros y líderes; o hasta pactar alianzas en otras ciudades (una ampulosa valla suya estaba instalada en una de las estaciones del metro de Medellín), Carlos Edward Osorio se hundió en las elecciones del 11 de marzo.

Menos aún le funcionó poner a su clientela de contratistas en la Esap, el Sena o el Fondo del Ahorro para arrastrar votos.

También fracasó el grupo del exalcalde Jorge Tulio Rodríguez, con concejal de Ibagué y diputada del Tolima, y no se sabe si entregarán el carro cero kilómetros que rifaban para financiar la campaña, tanto de Osorio, como la de Harold Urrea quien también se hundió.

El sino trágico había invadido la campaña semanas atrás con la muerte en accidente de tránsito del jefe de prensa del representante, Stevens Parra, fallecido en el mes de febrero junto con un ingeniero que le acompañaba.

La ironía de la quemada de Carlos Edward es que en ella tomó parte Roy Barreras, senador del partido de la U, a quien Osorio le puso votos en 2014 y contribuyó a su elección. Ambos son compañeros de bancada.

Pero para estos comicios de 2018 el acuerdo era que Carlos Edward iría al Senado y Roy, senador del departamento del Valle, jugaría como candidato presidencial. Pero a última hora Barreras declinó y decidió repetir Senado lo que lo puso a competir con su antiguo aliado y compañero en el partido de la U.

Roy Barreras obtuvo más de 110 mil votos en todo el país y aunque pasó, quemó a Carlos Edward Osorio que obtuvo una votación de 48 mil sufragios, 20 mil de ellos en el Tolima. Ahora se habla que los pocos senadores de la U se irán para el Centro Democrático, otra monumental ironía de la política colombiana.

Pesó en contra también del congresista el voto dado a la reforma tributaria y ser uno de los ponentes del nuevo Código de Policía, medidas que siguen generando rechazo entre el electorado y la gente sencilla.

A Carlos Edward lo afectó la mala imagen que arrastraba, el desprestigio del partido de la U por haberse vendido a Santos por la mermelada estatal disfrazada con el rimbombante título de ‘cupos indicativos’, la competencia de otras maquinarias políticas, y hasta la probable jugada del gobernador Oscar Barreto de sonsacarle votos y líderes, pero eso será tema de otro análisis de A la luz Pública.

1 comment

  1. Pero no descarten a Carlos Edward, es un buen politico a pesar de a veces actuar arrogante, deberia acogerlo Barreto y trabajarlo ahi tiene una ficha fuerte a futuro ya sea una Gobernacion, Alcaldia o apuntar otra vez al Senado.

Deja un comentario