César Vallejo la sacó barata en Ibagué

TOLIMA-LIBERTADORESSe salvó de por lo menos seis opciones claras de gol. Solo hubo un equipo en la cancha, el de Ibagué. El partido de vuelta será en 8 días en el estadio Mansiche de Trujillo, en cancha sintética. 

Anoche, en la cancha del Murillo Toro, solo hubo un equipo que propuso fútbol, el partido fue totalmente del local que luego de un comienzo difuso empezó a demostrar por qué es el favorito de la llave. El Deportes Tolima, línea por línea fue superior, dominando a su antojo a un César Vallejo incapaz de contener a un rival arrollador que generó innumerables ocasiones de gol , pero que tan solo pudo marcar en una sola oportunidad, al minuto 12 del segundo tiempo, por intermedio del paraguayo Rogerio Leichtweis, quién pescó un rebote, luego  que un remate de Andrade se estrellara en el palo.

El conjunto poeta mostró un fútbol amarrete, lejos del juego de conjunto y buen trato al balón, que ha sido característica de los equipos peruanos, arrimándose tan solo al arco rival en dos oportunidades. Ni siquiera aprovecho la expulsión de Breiner Belalcazar quién de manera infantil dejó al Tolima con diez hombres. Como dato curioso el volante al servicio del elenco pijao, se convirtió en el primer expulsado de la Libertadores 2013.

Aunque el resultado pareciera corto, no se ve cómo el equipo peruano, con todo y sus limitaciones, pueda superar, al conjunto tolimense que jugará como mejor le viene, de visitante, handicap en el que en la temporada anterior sumó la mayoría de puntos, siendo uno de los mejores del torneo fuera de casa.

Lo bueno 

Las contrataciones fueron fundamentales. Se jugaron un partidazo, Roberto Merino fue la figura, es un Crak, con mayúsculas. Rogerio Leichtweis dijo presente con el gol. Oscar Rodas fue importante y Otálvaro hizo olvidar por completo a Gerardo Vallejo. En general, el Tolima mostró algo que hace muchos partidos no se apreciaba: juego de conjunto.

Lo malo

El árbitro. Juan Soto fue permisivo, dejó de sancionar un penal claro sobre Rodas en el primer tiempo. Convalidó en el segundo un fuera de lugar que sancionó el línea Sánchez, que jamás existió y que dejaba en clara posición de gol a Alemano.

Lo feo 

El planteamiento ultra defensivo de César Vallejo. Todos debajo de los palos, nunca propuso fútbol, vino a esconderse y se llevó una merecida derrota. La sacó barata y con un gol se llevó un premio inmerecido. Seguramente en Trujillo saldrá a buscar el resultado y el Tolima encontrará los espacios para generar mucho más fútbol.

Por: Mauricio Correa, abogado, periodista.