¿Colombia destinado a convertirse en una Venezuela, o al “castro-chavismo” tras el proceso de paz?

Imagen de referencia

La victoria del No, por un pequeño margen del 0,4 % aproximadamente, repercute en un país presuntamente dividido; ¿verdad o mentira?, estos dicen estar a favor de la paz solo que con otros acuerdos, en esta medida no hablaríamos de polarización pues estaríamos todos del mismo lado, (la paz) al menos en un contexto general; sin embargo aquí entra el argumento de moda, pues los que optan por el No manifiestan estar en contra del castro-chavismo asociándolo con el proceso de paz; lo paradójico es que algunos de los que apoyamos el SÍ, también estamos en contra del modelo económico (castro-chavismo) adoptado por Cuba o por Venezuela.

Esto demuestra que hay muchos puntos en discusión que dificultan efectos conciliatorios más cuando hay grandes diferencias de opinión, pues no solo como lo refiero anteriormente sucede, también hay sectores que votaron por el No y prefieren la guerra y hay otros que votaron por el Sí que prefieren las ideas Socialistas, hablaríamos entonces de inclinaciones o tendencias que darían la vuelta al análisis político de Colombia, pues no sería una polarización 50/50 sino que concluiríamos en que todos esperamos lo mismo, la consolidación de la paz sin que esto implique poner en riesgo la economía del país.

¿Qué tendría que pasar entonces para que Colombia se convierta en Venezuela o en Cuba; o en qué punto de los acuerdos de Paz se habla de cambiar el modelo económico o pone en riesgo que se cumpla esta hipótesis? Lo primero a observar son definiciones, y es que, así sea castro-chavismo, o socialismo del siglo XXI se fundamenta en crear su propio modelo económico, esto es controlar la economía con objetivos equitativos donde haya mayores oportunidades para todos los asociados al Estado, sin embargo la historia hasta el momento nos ha indicado que, a pesar de las buenas intenciones de su propuesta económica ésta al parecer no ha funcionado.

Pues la explicación a la actual crisis de Venezuela es reflejo de ello, en torno a un excesivo control Estatal sobre la Economía, explicado hace unos días desde mi punto de vista en otro artículo de opinión: (http://www.alaluzpublica.com/a-proposito-de-venezuela/) pues entre expropiaciones, restricción de precios, impuestos excesivos de la mano del gobierno que ofrece más servicios de los que puede, produjo en términos generales la crisis económica en Venezuela.

Entendiendo lo anterior y lo firmado en los acuerdos de paz en ningún punto se fija cambiar el modelo económico colombiano, pues el gobierno Santos no puso ni siquiera en consideración este tema; a pesar de que las Farc lleva más de 50 años luchando por implementar un modelo socialista; sencillo, Santos representa la clase elitista y burgués que se beneficia del actual modelo económico, cambiarlo a un modelo socialista seria acabar con su acumulativo de fortuna de décadas, la pregunta seria y que debería preocuparles a los guerrilleros de base es ¿por qué entonces el Secretariado cedió ante esta imposición del gobierno? ¿Perdieron las Farc más de 50 años de lucha? ¿El secretariado se conformó con propuestas hechas por el gobierno que beneficia solo a la elite de las Farc y no a los guerrilleros de base?

En esta medida el que busque partes de socialismo o castro-chavismo en los acuerdos de paz se llevara una gran decepción, pues si bien se relaciona gasto público y subsidios estos giran más en el contexto del esfuerzo que hace el Estado por ofrecer justicia, seguridad y reparación y no control de la economía; por otro lado es claro que la intención de acabar con el conflicto era llevar la empresa privada a diferentes rincones del país, incluyendo la empresa extranjera, pues hablar de paz no implica solo el silencio de las armas sino también como la condición fundamental para un mayor desarrollo económico, desarrollo que cayó una vez se conocieron los resultados del plebiscito, pues muchas de las empresas extranjeras que tenían previsto invertir en el país una vez se garantizaran las condiciones de legalidad con el proceso de paz se abstuvieron de hacerlo tras el triunfo del No, entonces suena esto a que ¿Colombia se convertirá en una Venezuela? Cuando la empresa privada enemiga del socialismo estaba esperando que se llegara a buen acuerdo esto es que ganara el Sí.

Se le suma además que varios analistas económicos coinciden que el peso colombiano se devaluó después del triunfo del No, y por otro lado tenemos más de 12 tratados de libre comercio TLC firmados con la Unión Europea y EE.UU. de los cuales una gran parte fue firmado por Juan Manuel Santos consolidando una vez una economía con tendencia a la apertura; entonces no es posible decir que con los acuerdos de Paz se le abre la puerta al castro-chavismo, esto es una entelequia de algunos sectores políticos con fines politiqueros, los acuerdos buscaron aparte de silenciar los fusiles fortalecer los mercados externos, el derecho a la propiedad privada y a la libre empresa ¿Esto es Socialismo?

En lo político el argumento de los sectores críticos al proceso son las curules en el congreso y que por esta vía se implementará el castro-chavismo, pero ¿10 de estas son suficientes para cambiar las condiciones del país? Pensar que si, es fundamentalmente erróneo, pues ni con más 15 curules partidos como el Centro Democrático han logrado cambiar políticas del gobierno Santos; otro argumento seria que las Farc tienen bastante fuerza popular para por vía democrática tomarse el poder, argumento más absurdo aun, pues si las elecciones fueran mañana Colombia no elegiría a alguien de las Farc, en la medida que aún hay aversión a sus ideas.

Pensar entonces que el proceso de paz le abre las puertas al socialismo es algo absurdo, aquí lo que se busca es generar algo de reparación por años de violencia indiscriminada, el proceso de paz no es para elegir un modelo económico o ideológico, sino para cambiar las armas por los argumentos políticos; pues como exmilitar que fui durante siete años prefiero tener que escuchar a las Farc argumentando sus ideas en el escenario político, pues solo ese día el pueblo colombiano podrá votar por las mejores propuestas más allá de un modelo económico exitoso, y la victoria será la ejecución de la democracia por parte de un pueblo colombiano tolerante y abierto a las propuestas de los actores políticos de nuestra amada patria llevadas a la legitimidad mediante el voto y no por la fuerza de las armas como desde el siglo pasado se viene haciendo.

Por: Julián Betancourt Nieto
Estudiante Ciencia Política, Universidad del Tolima

Deja un comentario