“Comerciantes de Ibagué no aguantan tantos impuestos”, dice congresista Barreto

Desempleo en Ibagué

Esto ante el aumento del predial que aprobó el Concejo local.

Miguel Barreto ratificó su desacuerdo con la Reforma Tributaria y con el incremento de los impuestos en Ibagué, que resultan inconvenientes y que afectan las clases media y baja principalmente. Alza en Predial también aleja a los inversionistas.

Miguel Ángel Barreto Castillo, representante a la Cámara por el partido Conservador, alertó por cuanto: “La presión tributaria de 2017 seguramente va a terminar por estrangular los bolsillos de los ibaguereños”, por lo que hizo un llamado a la Administración municipal y al Concejo de la ciudad a no aumentar la carga impositiva en aras de evitar el sacrificio de la competitividad en la capital tolimense.

“La reforma tributaria que adelanta el Gobierno recaerá en las clases medias y bajas, a lo cual me he opuesto desde el Congreso. El aumento del IVA, la nueva tabla para declarar renta, los tributos a la vivienda, combustible y el monotributo, disminuirán el gasto de todas las familias en el país.

“Si a lo anterior se suma el reajuste del Predial, en una capital como Ibagué, marcada especialmente por la informalidad y el desempleo, esto tampoco resulta conveniente porque también afecta a las clases media y baja. Las decisiones en materia tributaria deben estar focalizadas en buscar soluciones y oportunidades. En este caso el reajuste del Predial aleja a los inversionistas y golpea la estructura actual del comercio y pymes”, expresó Barreto Castillo.

Esgrimió que: “Una presión tributaria semejante lo primero que sacrifica son puestos de trabajo y se haría notable la caída de las inversiones en el sector privado. Es probable que empresas decidan no abrir o posponer sus inversiones en la ciudad; y, algunas, piensen sea más conveniente recortar personal para ajustarse presupuestalmente. Otra posibilidad es el cierre de comercios de menor tamaño.

“No hay que olvidar que la expectativa de crecimiento del país para 2017 es de un escaso 2 %, es decir que los grandes analistas tienen claro que como consecuencia de la reforma y los nuevos tributos, habría una menor demanda en el mercado de bienes y servicios.

“Si a este panorama se suma el incremento de impuestos locales, como pretende la Alcaldía, con el reajuste en el Predial, y la cancelación de Industria y Comercio (en un solo pago), más otros como la sobretasa ambiental, entonces se augura un primer semestre prácticamente sin crecimiento para la ciudad y con altos riesgos, repito, en materia de empleabilidad”.

Deja un comentario