Confesiones de Arciniegas alcanzarían a exalcaldes y excongresistas

Orlando Arciniegas

Orlando Arciniegas

El abogado está dispuesto a revelar más de 20 años de andanzas y desafueros en la administración pública del Tolima.

Así lo conoció este medio con fuentes de la Fiscalía de Ibagué, que han señalado que Orlando Arciniegas Lagos ha sido sometido a cuatro sesiones de interrogatorios en la cárcel La 40 de Pereira, donde se encuentra confinado.

En esas declaraciones, donde ofrece su colaboración como testigo a cambio de beneficios, Arciniegas no solo ha hablado de su papel en el descalabro de los diseños, obras y licitaciones de los fallidos Juegos Nacionales 2015.

El letrado ha insinuado que posee información de interés para la Fiscalía dada su cercanía con algunos exalcaldes y al menos dos excongresistas del Tolima, y en las que presuntamente vincula a esos dirigentes en la comisión de delitos e interés ilícito en contratos y licitaciones de gran envergadura; así como en el recibimiento de fuertes sumas de dinero provenientes de comisiones y sobornos.

El organismo investigador ha acogido esas informaciones y se encuentra en proceso de verificación y análisis para determinar si procede a abrir nuevas investigaciones penales contra las personas mencionadas por Orlando Arciniegas.

¿Con quién ‘trabajó’ Arciniegas?

Orlando Arciniegas fue muy cercano al exsenador Carlos García Orjuela. De hecho, el abogado fue puesto a ‘rellenar’ un cupo en la lista a la Asamblea del movimiento Colombia Viva, que dirigía García, en los comicios de 2003, donde este obtuvo más de dos mil votos.

Posteriormente, Arciniegas, hizo parte del grupo de asesores del exgobernador del Tolima y hoy alcalde de Icononzo, Jorge García Orjuela (2004 -2005).

En el gobierno del exalcalde de Ibagué, Jorge Tulio Rodríguez (2001 – 2003) Arciniegas fue el apoderado judicial cuando se investigó al dirigente por la muerte del abogado Félix Martínez. Arciniegas también defendió al padre del exalcalde, el comerciante Mario Rodríguez Padilla. Ambos resultaron absueltos.

De hecho si Arciniegas prendiera el ventilador en contra de Jorge Tulio, muchas de las irregularidades que tendría para contar serían difíciles de investigar por el paso del tiempo y haber operado en ellas la figura de la prescripción penal.

Tras ser grandes contradictores, Orlando Arciniegas y Mauricio Jaramillo hicieron las paces y comenzaron a trabajar en llave. El exsenador recomendó al abogado para trabajar en la Empresa de Aguas del Tolima, Edat, (durante el mandato de Luis Carlos Delgado), y Arciniegas terminó oficiando como flamante secretario del Partido Liberal en el Tolima, cargo que ostentó hasta hace pocos meses.

También se investigaría el paso de Arciniegas como asesor en varios municipios como Chaparral y Honda. En este último, Arciniegas habría hecho alianza con el exalcalde Alonso Montero para llevar a la empresa de servicios Aguas de La Mojana y hacerse pagar las coimas y sobornos, utilizando incluso sicarios armados y las temidas oficinas de cobro.

Es seguro que Orlando Arciniegas conoce intríngulis y secretos del gobierno del Luis H. Rodríguez y podría eventualmente entrar a delatar al exalcalde o algunos de sus funcionarios, como ya lo hizo con Carlos Heberto Ángel y Oswaldo Mestre.

De quienes no tendría nada para decir Arciniegas sería de los exalcaldes Rubén Darío Rodríguez (2004 – 2007), y Jesús María Botero (2008 – 2011), ya que fue opositor de ambos.

A ‘Rubencho’ le hizo remover el tema de la inhabilidad sobreviniente en la Procuraduría, logrando apartarlo del cargo por algunas semanas. Y a Chucho Botero le montó ‘veeduría’, junto al abogado Orlando Espinosa, instaurando denuncias a granel, la más recordada de ellas por la creación de la empresa de aseo Ibagué Limpia.

Habrá que ver si las confesiones de Arciniegas se limitan solo a verdades a medias, hechos coyunturales o si de verdad dan para que se siente un precedente contra la corrupción en el Tolima.

La Fiscalía también tiene una oportunidad de oro de arrancar de un solo tajo el cáncer de la corrupción representado en dirigentes enquistados desde hace años en ella y a quienes parece rodear un halo de impunidad social, penal y hasta disciplinaria.

Deja un comentario