Congresistas tolimenses que fueron santistas conservaron sus cuotas en el gobierno Duque

El alcalde Jaramillo, Jaime Yepes, y Emilio Martínez. Imagen de archivo.

Así lo señala un informe de La Silla Vacía.

El medio digital de Bogotá hizo un análisis de todo el Congreso y encontró que se siguen repartiendo puestos y burocracia, en ministerio e institutos del orden nacional.

Al parecer, cada ministro o directivo es autónomo para los nombramientos, mismos que no hay que consultar con el presidente Duque o sus allegados.

De Jaime Yepes, congresista del partido de la U, el informativo señala que “el representante de La U manejó durante el gobierno Santos parte de la contratación de personal del ICBF del Tolima dada su cercanía con el director regional, el exalcalde de Chaparral, Carlos Eduardo Buenavuentura. Yepes quedó registrado en varios videos donde hablaba de comprometer cargos en esa entidad a cambio de votos en las elecciones de 2014.

Hoy Buenaventura no está en el cargo porque fue nombrado gerente de la Empresa Generadora Energética del Tolima (Egetsa), pero en el ICBF se mantienen algunos recomendados del representante Yepes. El representante Yepes también tiene cargos en la Agencia de Reincorporación y Normalización, que aún se mantienen”.

Del representante liberal Ángel María Gaitán se indica que “el representante liberal tiene incidencia en la regional del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, que durante el gobierno Santos estuvo bajo el mando del partido Liberal. Aunque el director regional Mauricio Mora llegó al cargo en 2015 por un concurso de méritos, desde entonces a la entidad han entrado a trabajar familiares y aliados políticos del representante Gaitán.

El director Mora sigue en el cargo. Gaitán también tiene cargos en Cortolima porque el director de la entidad Jorge Enrique Cardozo es de línea liberal. Lo que está por verse es si este año cuando se hagan las nuevas elecciones en Cortolima, los rojos logran mantener ese control porque detrás de la entidad está el representante conservador José Elver Hernández que se la jugó con la campaña de Iván Duque desde la primera vuelta”.

Del senador Miguel Barreto se señala que “tienen poder en la Universidad del Tolima porque el rector Oscar Mejía ganó en 2018 con el apoyo del barretismo en pleno, pero hay dudas de su continuidad porque le demandaron la elección y el Consejo de Estado está pendiente de fallar. En ese caso llama la atención que la semana pasada el presidente Duque designó como su delegado en el consejo superior de la UT al exmagistrado Mauricio González que es de la línea del uribismo y va a tener voz y voto a la hora de escoger al nuevo rector en caso de que se caiga el rector Mejía.

El senador Barreto también se podría meter en la pelea por quedarse con Cortolima, que es la autoridad ambiental, porque este año son las elecciones de nuevo director, y su tío tiene asiento propio en la junta”.

No se registran cuotas de los noveles congresistas Adriana Matiz, Aquileo Medina, o Ricardo Ferro, por cuanto estos apenas se estrenan en el Legislativo. Pero la misma Silla Vacía informó hace pocos días que a Ferro le dieron cuotas en la Contraloría General.

Consulte el informe de La Silla Vacía dando clic acá.

Deja un comentario