Convención liberal, otra vez los mismos con las mismas

Mesa principal de la convención liberal. Foto: El Nuevo Día.

Mesa principal de la convención liberal. Foto: El Nuevo Día.

La convención liberal realizada en el Hotel Casa Morales, dirigida por el senador Horacio Serpa, no tuvo nada nuevo pese a todo el alboroto que se armó en Ibagué.

Hubo vivas, abrazos, aplausos y el trapo rojo ondeó incluso con discursos cargados de ataques pero sin propuestas serias para sacar a este partido que cada día pierde más fuerza.

Asistieron los mismos de siempre, los que siempre han usufructuado las mieles del poder de espaldas a las necesidades de los ibaguereños.

Estuvieron en primera línea Serpa, Mauricio Jaramillo, Rubén Darío Rodríguez, Ángel María Gaitán, el médico Jorge Eduardo Casabianca, Rodrigo Páez, José Soto, los diputados Jaime Ospina y Vladimir Espín ,y el senador Guillermo Santos, cuyo único aliciente para regresar al legislativo es lograr su pensión millonaria de congresista.

También estuvo Carmen Sofía Bonilla, convertida ahora en espadachín de Jaramillo.

Fue una convención floja, desorganizada y sin ideas que no le dejó nada a los liberales, por el contrario, fomentó la división al no asistir el precandidato a la alcaldía de Ibagué Jhon Esper Toledo.

¿Qué pasará después de toda esta alharaca? ¿Podrá el liberalismo encontrar una fórmula que evite la división que crece?

El tiempo decidirá su suerte pero por ahora hay nubarrones que oscurecen su futuro pues tal como están las cosas llegará con dos candidatos a las elecciones de octubre.

Para finalizar, los mismos de siempre eligieron a los mismos pues proclamaron a Mauricio Jaramillo y Olga Beatriz González, presidentes de los colegios electorales de Tolima e Ibagué.