¿Corrupción de Juegos Nacionales apunta al Concejo de Ibagué?

Iván Ramírez Suárez. Foto: El Nuevo Día.

El abogado y exconcejal Iván Ramírez señala a 10 cabildantes de haber recibido coimas.

La polémica se desató luego que Ramírez Suárez (antiguo editor de la revista Cofradía y ahora columnista) dijera que los concejales del periodo del exalcalde Luis H. Rodríguez recibieron entre 50 y 200 millones de pesos para aprobar los acuerdos que trasladaron recursos al Imdri y de allí se pagaran los anticipos a la firma Typsa con lo que empezó la cascada de sobornos a particulares y exfuncionarios que ya se conoce en la ciudad.

Hay más de 10 concejales que recibieron entre 50 y 200 millones de pesos y que ya la Fiscalía tiene conocimiento, pero no ha habido actuar, luego esto es mucha la gente implicada y por encima del señor Orlando Arciniegas, Navarrete y Uribe hay personas a quienes han denominado el ‘cartel del Tolima’, que infortunadamente como no les ha llegado la aplicación de justicia, como no les ha llegado la sanción, siguen haciendo sus fechorías en detrimento del Departamento”, dijo Ramírez a la emisora Ecos del Combeima.

Además, se sospecha que los acuerdos recibieron fast track en el Concejo de la época, según le relató a la Fiscalía el condenado abogado Orlando Arciniegas: “una vez se supo el valor, Mestre hizo el proyecto de acuerdo, que incluye los traslados presupuestales respectivos, se encargó de hacer el lobby con los respectivos concejales, que consistía en que los concejales aprobaban los proyectos y a cambio se les prometía contratos a través de terceros”.

A la luz Pública se había ocupado hace algunos meses del trámite de los acuerdos para los diseños y las obras de los Juegos: (Lea: así tramitó el Concejo los acuerdos para Juegos Nacionales).

Ante los señalamientos de Ramírez han ripostado dos de los concejales aludidos, que fueron elegidos para el periodo 2016 – 2019 y que operaban en el Cabildo en el anterior periodo: Jorge Bolívar, del conservatismo; y el desteñido liberal Camilo Delgado.

Ambos, le anunciaron a Iván Ramírez sendas denuncias por injuria y calumnia si no revelaba los nombres de los 10 concejales al parecer ‘enmermelados’ con la corrupción de los Juegos. Ramírez ha contestado que apenas le instauren la denuncia dará a conocer el listado.

Un periodista de denuncias comprobables

Iván Ramírez, concejal en el periodo 2001 – 2003, y quien llegó al Cabildo por la renuncia del abogado Hernando Hernández Quintero, se caracterizó por hacer férrea oposición al alcalde de entonces Jorge Tulio Rodríguez, a quien incluso llevó a los estrados judiciales por una contratación indebida en la Unidad de Salud de Ibagué; y por el asesinato, aún sin esclarecer, del abogado Félix Martínez.

Aún con su credencial de concejal, Ramírez editó y dio a conocer un periódico ‘Desde la Curul’, donde denunciaba a las cuatro vientos la corrupción en el gobierno de Jorge Tulio. Pero en las elecciones de 2003, los votantes le dieron la espalda a Ramírez y no lo reeligieron, cuando se trasladó del movimiento del dirigente Jorge Eduardo Casabianca hacia las toldas de Cambio Radical, de Emilio Martínez.

Tiempo después, Iván Ramírez fundó la revista Cofradía, que en varias ediciones impresas sacudió el poder político y administrativo del Tolima. La publicación migró hacia la web, pero dejó de actualizarse y de aparecer en la nube.

Desde hace varios años es columnista permanente del diario El Nuevo Día, y en su ejercicio periodístico ha sido denunciado y llevado a juicio en más de 11 ocasiones, en las que ha salido absuelto o sobreseído, todo porque se comprobó que sus denuncias sí tenían asidero o fundamento probatorio. También ejerce la cátedra universitaria en la facultad de Derecho de una universidad local.

Por ello, es lógico pensar que en el tema del Concejo Ramírez tenga más conocimiento o pruebas de lo que hasta ahora se ha ventilado en público y que no va a arriesgar su prestigio y seguridad jurídica lanzando acusaciones irresponsables.

El tema seguramente aguantará para más episodios y mientras algunos concejales tiemblan por las revelaciones o lo que les puede llegar a costar ante la opinión pública, la Fiscalía avanza a pasos de tortuga para esclarecer el entramado de corrupción que dejó a Ibagué sin escenarios deportivos y a la ciudad convertida en referente nacional de las malas prácticas de contratación pública.

2 comments

  1. Pingback: “Si recibieron plata, ¡que se vayan para la cárcel!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *