Coscorrón para Germán Vargas

Imagen: tomada de Twitter.

Columna de opinión.

El magnánimo Doctor Germán Vargas Lleras, más conocido por los fuertes coscorrones que propina a sus escoltas, su manera frenética de fumar y su agrio mal genio, ahora sorprende al país con una “audaz” propuesta para ponerles la pata en el cuello a los colombianos.

Se trata, palabras más palabras menos de reducir salarios, eliminar las primas legales de junio y diciembre y hasta suspender el pago de cesantías y sus intereses dizque para mitigar la pandemia del coronavirus.

El político presentó esta genialidad en su columna dominical en El Tiempo, donde asegura que las medidas laborales tomadas hasta ahora son insuficientes para hacerle frente a la Covid-19 y su coletazo en el empleo.
No contento con esta lesiva propuesta para los trabajadores del país, propone realizar cuanto antes, una profunda reforma laboral, que, sin más detalles, será a favor de los empresarios, de los grandes capitales.

En Colombia, no es extraño que las propuestas de salvación a la economía las deben soportar los más pobres, o se nos olvida que el impuesto del cuatro por mil era transitorio, y ya llevamos más de 20 años pagando cuatro pesos por cada 1000 cuando se realiza cualquier movimiento financiero (pago, retiro, traslado) y el IVA que en vez de bajar sube (19 %) y es gravado en más productos reduciendo las excepciones por canasta familiar. Así podría enumerar cientos de medidas que afectan al pueblo, para beneficiar a la oligarquía del país.

Volviendo a el ‘Coscorrón’ Vargas Lleras, siempre se ha caracterizado por desconocer el esfuerzo de la clase obrera, por privilegiar a los grandes capitales, y por solo mirar al pueblo en época electoral, donde le aflora una falsa sonrisa para cautivar votantes, apoyado de sus lacayos en las regiones que emulan sus prácticas políticas poco pulcras.

Sin ser abogado del diablo, será que el encierro le jugó una mala pasa a Vargas Lleras, así como le sucedió a la senadora María Fernanda Cabal, que al mejor estilo de Trump o Bolsonaro, minimizó con gran ignorancia las afectaciones del Coronavirus en la vida y salud de las personas, tratando la pandemia como una “influencia” (influenza, es lo correcto) para referir que es casi es una simple gripa, ¡Por Dios!

Resta entonces esperar que ideas de esta categoría no se concreten y queden como evidencia del pensamiento económico y político de algunos dirigentes que buscan el beneficio de unos pocos por la desgracia de millones.

Por: Andrés Currea Hernández
Comunicador social y periodista.

Deja un comentario