De verdad, ¿creerán que gobernarán?

Imagen de marzo 30 de 2018 tomada del blog de El Espectador.

Existe la superstición entre la sempiterna burocracia y de lo que de esta se deriva, los eternos lactantes del Estado en la Ibagué y el Tolima, que en cada elección, sus señores y señoras gobernarán.

El vasallaje desde el Vergel hasta las Victorias o desde el Jardín Santander hasta el San José o el Matallana, en Ibagué, o desde el corregimiento de Bilbao en Planadas hasta el corregimiento del Tablazo en Fresno, como superstición del gobierno democrático, reina.

Todo un entramado de lactantes, hijos y nietos de estos, estas y estes así como los “sus” inefables periodistas e igualmente sus inexplicables castas de villorrio, son suficientes para dar crédito a lo inexistente.

Solo basta el comentario oportuno, los dimes y diretes casuales, la imagen efectiva y como en las apariciones divinas, los ungidos y ungidas de la democracia de la Hacienda que nunca ha dejado de llamarse Tolima, tendrán su sitial en la historia de los vilipendios.

No obstante para aguar un poco la fiesta, hagamos un breve y quizá subjetivo inventario de contradicciones o de hechos no supersticiosos:

Empecemos por el hampa tradicional, la que presuntamente ha construido parte de la economía legal del Ibagué y del Tolima, solo baste al señor Google con colocarle el epígrafe  “bandas Tolima 2019” y este motor de búsqueda explota en vínculos (direcciones electrónicas con información atinente) en lo corrido del año: Los Flacos (mayo 31) Los de la Vega (mayo 30), Los Gomelos (mayo 28), Los B13 (mayo 24), Los Bucaneros (mayo 6), Los Pelusos (abril 22), Los Cocheros (abril 9), La Gota Gota (abril 1), Los Caracolí (marzo 27), Los de la Firma (marzo 27), Los Farmaceutas EPS (marzo 22) Los Zetas (marzo 14), Los Gaitanistas (marzo 14) y Los Policías I (marzo 3) y un largo etcétera según sea la dosis de percepción de seguridad o de violencia, que los lactantes y sus ascendientes en la burocracia, nos quieran suministrar.

Más los, las y les lactantes y sus ascendientes burócratas de la Ibagué y el Tolima, dirán que no vale, que acaso no sabemos quiénes son ellos, ellas y elles.

Bueno, en el mismo señor Google, el otro epígrafe “corrupción Tolima 2019 fiscalías” en busca de las familias y sus castas políticas, solo para 2019: Ibagué Juegos Nacionales (mayo 24), Ibagué Partido Liberal (mayo 23), Ibagué Fiscalía (abril 24), Villarrica Alcaldía (abril 4), Tolima ESAP (abril 4), San Luis Alcaldía (marzo 29) y Líbano Banco Agrario (marzo 18) y otro largo etcétera que a diferencia del anterior  listado donde solo se cambia de jefe o gañan tras la captura del reinante, en este listado se cambia solo de partido político o de creencia religiosa.

En tratándose del conflicto social y armado que se pacificó por dos años, pero que con la ayuda del actual gobierno nacional, se revive, el señor Google para 2019, solo encuentra menciones a los grupos residuales intencional, militar y algorítmicamente relacionados solo a uno de los firmantes de la Paz en la Habana, el actual partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – Farc.

Más si se le relaciona al señor Google en el mismo algoritmo, pero sin la misma intencionalidad militar, con algún otro actor armado legal o ilegal, el motor de búsqueda patinará y patinará, hasta que aburridos demos en desistir y en hacernos entender que la guerra colombiana solo tuvo un único actor, el malo, el que haciendo hoy política sin armas sigue siendo malo, en la obligada forma gringa en que nos hacen ver a la fuerza nuestra propia existencia como nación.

Al fin y al cabo el motor de búsqueda es gringo, y para los gringos solo existen malos en este mundo, con la única excepción de ellos: los buenos.

Y mientras tanto en la superstición de aspirar a Gobernar, o por lo menos lo que nos venderán hasta octubre, cuando sean electos o electas, los lactantes y sus ascendientes en la burocracia en la Ibagué y el Tolima, nos harán ver lo inexistente, con tal que olvidemos haber visto lo existente de los listados mencionados.

Lo suyo es engrupir, falsear, erigir pos verdades.

O en el lenguaje militar-policivo en moda: crear percepción, positivos.

Por eso son lactantes y ascendientes de burócratas.

Y como tienen descendencia, pues necesitan asegurarse que el vasallaje continúe y nos reine, con o sin listados del señor Google.

Para ello, los reyes y reinas de la actual lactancia, el señor Barreto, el señor Ferro, el señor Hernández, el señor Gaitán, el señor Yepes, el señor Medina y las señoras Matiz y Agudelo, nos harán elegir a sus descendientes para perpetuar su  amamantarse del Estado.

Para ello conocen bien los listados del señor Google, que a tal punto les conocen tan bien, que fueron electos y electas, a pesar de ello.

Que en la tierra de ciegos el tuerto es rey o reina, será apenas un consuelo a sabiendas que quien gobierna en la Ibagué y el Tolima, verdaderamente son otros distintos a los, las y les lactantes, sus ascendientes y sus descendientes, que solo se hacen elegir para de vez en cuando cambiarse de partido o de creencia religiosa.

¿O quién sabe si de jefe?

Por: Luis Orlando Ávila Hernández, ingeniero agrónomo, propietario de la ex tienda cultural La Guacharaca.

Deja un comentario