¿Dejaría a su niño solo dentro de un carro mientras hace diligencias?

En este vehículo se transportaba el menor

El auto fue remolcado por la Policía de Tránsito.

Una grúa se llevó una camioneta que estaba parqueada en prohibido en una calle del barrio La Pola, de Ibagué, pero lo insólito es que dentro del vehículo se encontraba, dormido, un niño de tres años.

En la mañana del viernes una madre llegó a una institución educativa del barrio La Pola a cumplir una diligencia y sin medir ningún peligro dejó a su pequeño dormido dentro del vehículo, una camioneta tipo van.

“Dejé a mi niño dentro de la camioneta con las ventanas abiertas pues acababa de dormirse”, afirmó la ciudadana quien se llevó una tremenda sorpresa pues al salir a la calle no encontró el carro ni a su niño.

Un ciudadano le contó que había sido inmovilizado por la Policía de Tránsito que lo subió a una grúa con destino a un parqueadero cercano al Terminal de Transportes.

“No entiendo por qué subieron mi carro a la grúa si adentro se encontraba mi hijo”, afirmó la ciudadana y señaló que “no me importó la multa, solo pensaba en mi hijo”.

Como un rayo llegó al parqueadero y apenas ingresó sacó a su hijo que aún seguía dormido.

Pese a todo, ella reconoció que “en cierta parte tuve error, pero no demoré nada en la diligencia”.

Hernán Silva, secretario de Tránsito de Ibagué, aseguró que no se trató de un acto de mala fe de los uniformados que realizaron la inmovilización del vehículo que llevaba vidrios polarizados.

“Como el dueño no apareció, optaron por el carro a la grúa y trasladarlo a un parqueadero”, dijo el funcionario, y agregó que el niño se encontraba, arropado, en el puesto trasero.

“Los policías no se percataron de la presencia del niño en el carro”, dijo.

Al susto por la pérdida de su hijo, la infractora deberá pagar una multa de 380.000 pesos por parquear en zona prohibida.

“En Ibagué, muchos están acostumbrados a dejar sus carros abandonados en las calles mientras realizan diligencias que demoran horas”, afirmó Hernán Silva.

Ciudadanos consultados rechazaron la actitud de la madre por dejar al pequeño solo y en la calle.

“Es increíble que una madre cometa la locura de dejar a su niño solo y en medio de los mil peligros que hay en las calles”, señaló un ama de casa y agregó que “es un acto de irresponsabilidad”.

Otros ciudadanos señalaron que el deber de la Policía es inmovilizar vehículos que cometan infracciones de tránsito, “pero ellos no pueden abrir el carro para buscar lo que haya adentro”.

“La madre no puede ahora culpar a la Policía de su acto de irresponsabilidad”, aseguraron los ciudadanos consultados.

Deja un comentario