Delfines en el Tolima: liderazgo heredado en la política

En estas elecciones resaltan los herederos de las casas tradicionales.

Colombia es un país de herederos. Se heredan fortunas, nombres y, por supuesto, oficios. La política no es ajena a esta práctica. Por eso muchos de los dirigentes de los partidos son delfines, es decir, hijos, nietos o sobrinos de casas políticas que han dominado el escenario público. El delfín fue un título nobiliario francés utilizado para referirse a los príncipes herederos del trono”, dice una reciente nota del diario El Espectador.

En el Tolima también tenemos el fenómeno del ‘delfín’, empleado para no perder el control sobre los votos, contratos y burocracia. Lo malo es que no promueve nuevos nombres ni liderazgos frescos en la renovación que están pidiendo a gritos movimientos ambientalistas, animalistas, de jóvenes y de otros grupos de opinión.

Es muy difícil entrar a confiar en alguien ajeno al núcleo familiar. Amigos y relacionados lo traicionan a uno al día siguiente. Por eso es que solo se puede alternar el poder con la familia”, le dijo a este medio un conocer del tejemaneje de la política local.

Acá unos ejemplos:

Miguel Barreto: el primo del gobernador Oscar Barreto busca llegar al Senado luego de dos periodos en la Cámara de Representantes con aval del partido Conservador. Otro primo de Barreto, José, ha dicho que quiere ser alcalde de Ibagué en unos años.

 

Rosmery Martínez

Rosmery Martínez: la senadora de Cambio Radical busca repetir curul, luego de llegar a la Cámara para recoger las banderas de su hermano, Emilio Martínez, quien quedó inhabilitado luego de ser condenado por manejo irregular de recursos, justamente cuando se desempeñó como presidente de la Cámara de Representantes. Aunque no votó la reforma tributaria en esta legislatura que termina a la senadora sus detractores le siguen criticando por condecorar al estilista Norberto, en detrimento de las obras y proyectos que requiere con urgencia la región. Una hija de Rosmery intentó ser concejal de Bogotá, en las elecciones de 2015.

 

Martha Villarreal

Martha Villarreal: la esposa del exalcalde de Ibagué Rubén Darío Rodríguez busca curul en la Cámara por Cambio Radical, luego que su marido renunciara al liberalismo y aterrizara en el partido de Germán Vargas “por un pinche contrato”, según dijo el exsenador Mauricio Jaramillo, en relación a su antiguo aliado. Rodríguez Góngora competirá por la Gobernación del Tolima en los comicios de 2019.

 

A la derecha, Silvia Ortiz

Silvia Ortiz: la exgerente bancaria le apostó a una curul en la Cámara por el Centro Democrático. Es la esposa del exalcalde de Ibagué Jesús María Botero quien hace pocos días también abrazó la militancia en Cambio Radical al adherir a Vargas Lleras y a Rosmery Martínez. En 2014 Silvia Ortiz integró la lista del partido Liberal a la Cámara y sacó más de nueve mil votos.

 

Carlos García (centro), y Pierre García (derecha).

Pierre García: el representante del Centro Democrático busca dar el salto al Senado de la mano del movimiento uribista. Es hijo del expresidente del Congreso Carlos García Orjuela. Ha liderado algunas iniciativas, como el debate en la Cámara por el robo de los Juegos Nacionales para Ibagué.

3 comments

  1. julio César Carrión Castro

    ¡Qué porquerìa!. A esta basura electorera, clientelista, gamonalesca y descompuesta, aún se atreven a llamarla “democracia”. El nivel de los “herederos” es igual o peor al de sus antecesores….

  2. ROQUE

    IMPORTANTE REVISAR IDEAS POLÍTICAS ,FILOSÓFICAS , ECONÓMICAS , CULTURALES DE ESTOS DELFINES Y TODO ASPIRANTE A CARGOS DE ELECCIÓN DEMOCRÁTICA SIN OLVIDAR EL DICHO ” POR SUS OBRAS LOS CONOCERÉIS “.
    QUIEN NO MUESTRE SU IDEARIO DEBE SER IGNORADO.
    QUIEN NO SE DE A CONOCER DE FONDO DEBE SER IGNORADO

Deja un comentario