“Discusión sobre minería y medio ambiente carece de verdaderos mediadores”: Brigitte Baptiste

BRIGITTE BAPTISTE

Científica del Instituto Von Humboldt, Brigitte Luis Guillermo Baptiste

Una de las más respetadas voces en materia ambiental y de biodiversidad en Colombia, asegura que la discusión sobre la minería y medio ambiente quedo en medio de las pugnas sectoriales. Sostiene además, que los llamados que los llamados a crear espacios de diálogo y concertación no están haciendo su trabajo y critica –entre otros- a la academia por falta de interés en el tema.

Brigitte Luis Guillermo Baptiste, es la directora del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humbolt y docente universitaria en la cátedra de ecología de la reputada Universidad Javeriana. Baptiste participó en el más reciente Congreso Nacional “Colombia Genera” organizado por la Asociación Nacional de Industriales Andi, cuyo tema centra fue la minería e hidrocarburos.

Entrevista.

¿Cómo lograr la coexistencia entre la agricultura, la minería y el cuidado de las zonas ambientales sensibles?

Se requiere articulación desde el ordenamiento territorial  y la planeación ambiental, en general. Lo que está pasando en Colombia es que hay una pugna sectorial muy fuerte y no hay instancias que realmente contribuyan a crear espacios  de debate o concertación. Agricultura y minería son sectores muy distintos en términos de generación de empleo, aportes al PIB; por lo que se requiere favorecer el entendimiento y esa concertación debe ser mediada por alguien y eso es lo que ha faltado, unos mediadores buenos para que lleguen a acuerdos.

¿Y que hacer en departamentos como Tolima, donde estas instancias que usted menciona ya han tomado partido y cada vez se alejan más del propósito mediador?

Pues aquí es donde se requieren espacios de concertación, de negociación que alguien debería favorecer y uno no los ve, y eso es lo que va llevando a que cada vez haya más conflictos. La Academia podría hacerlo, pero realmente no ha cumplido ese papel. Parecería que hemos llegado a una sin salida frente a la manera de cómo debemos resolver esos conflictos ambientales. Lo paradójico es que sí se puede hablar de desarrollo sostenible para integrar la minería, la agricultura y el medio ambiente. Indudablemente, una meta de desarrollo sostenible en la cual cada sector tiene algo que aportar, sería un mecanismo de negociación y concertación muy deseable.

¿Y quiénes deberían ser esos mediadores?   

Pues uno hubiera pensado que la Corporaciones Autónomas, porque son las que tienen –o deberían tener- una visión ambiental integradora. Las gobernaciones podrían servir cuando ya estamos hablando de planes de desarrollo departamentales, pero creo que nos faltan esas instancias.

 

Deja un comentario