Distanciamientos de ‘mentiritas’ en esta campaña política

Se sospecha de estrategias de partidos y dirigentes locales.

Luego de ser amigos, socios comerciales, y compañeros de lucha en la brega política, la opinión pública ha visto con asombro las especies que se lanzan en el sentido que de cara a las elecciones de octubre, los siguientes dirigentes no estarán juntos.

 

Jorge Tulio Rodríguez, Centro.

Jorge Tulio y Carlos Edward: no hay certeza sobre el distanciamiento que se pregona existe entre el exalcalde de Ibagué y el excongresista. De hecho, el mentor político de Carlos Edward, fue el propio Jorge Tulio, cuando sacó a Osorio del anonimato, nombrándolo como secretario de Gobierno en su mandato (2001 – 2003).

A Carlos Edward, que buscaba la Gobernación, le recomendaron que no podía mostrar en público a Jorge Tulio, porque la opinión, en redes y la ciudadanía, siempre relaciona al exalcalde con el tema de Los Trillizos, su desempeño en la Alcaldía, entre otros bemoles.

Ahora, se afirma que con la salida de Osorio de la puja por el aval uribista a la Gobernación, el grupo de Carlos Edward y de Jorge Tulio se iría con el precandidato Mauricio Pinto, ya que no quieren ver ni en pintura a Milton Restrepo a quien culpan de instigar el tema de la doble militancia del excongresista y la decisión final que tomó en contra de este el Centro Democrático.

 

Mauricio Jaramillo en un ritual de chamanismo.

Mauricio Jaramillo y Girón: el dirigente del partido Liberal dijo hace poco en una charla informal que hace dos años tenía bloqueado en el WhatsApp al exgerente del Ibal y ahora candidato a la Alcaldía de Ibagué, Alberto Girón.

Pocos creen esa especie ya que en el Ibal, Girón orientó recursos y burocracia hacia el movimiento de Mauricio y se afirma que este es el candidato de los dos hermanos, de Guillermo Alfonso y del propio Mauricio.

Además, Girón fue el artífice del plan para traer el agua del acueducto complementario hacia los tanques de la Pola e irrigar luego hacia abajo los terrenos de la Meseta y las zonas donde el propio Mauricio Jaramillo adelanta millonarias soluciones de vivienda.

 

Rosmery, Emilio Martínez y Aquileo Medina.

Emilio y Aquileo. Un conocedor del movimiento de Cambio Radical en el Tolima, dijo lo siguiente, bajo condición de anonimato: “Emilio es tan maquiavélico que pudo haberle dicho a Aquileo ‘váyase usted con Barreto, yo me voy con Guillermo Alfonso y Mauricio y ahí conseguimos los dos’”.

El representante a la Cámara Aquileo Medina anda de mejor amigo de Oscar Barreto y prometió apoyo a Ricardo Orozco, mientras que Emilio ha sido uno de los consentidos con puestos y burocracia en la Alcaldía de Guillermo Alfonso Jaramillo.

 

Imágenes. tomadas de Facebook.

Ferro y Carlos Andrés: este último aterrizó en Firmes por Ibagué luego de haber sido el gerente de campaña de Ricardo Ferro a la Cámara, en 2018. En contraprestación, Ferro lo nombró en su UTL el año pasado.

Carlos Andrés Pérez podría estarse también desdibujando: se quemó a la Asamblea en 2015, cañó con candidatura a la Alcaldía de Ibagué por el Centro Democrático, y luego se dijo que encabezaría la lista al Concejo de Ibagué del movimiento uribista, sin llegar a concretar ninguna de esas opciones.

Se estima además que Ricardo Ferro no endosaría votos hacia el candidato del uribismo, Leonidas López, a quien por si solo no le alcanzaría para llegar a la Alcaldía y su votación sería la de los gremios, los empresarios y los círculos de poder de la ciudad, mas no la de la barriada popular donde el exrector no posee anclaje ni es conocido con suficiencia por los habitantes de los sectores populares.

Habrá que ver con el arranque de la campaña si son ciertas las distancias entre los dirigentes y hacia dónde termina inclinada la votación de estos el 27 de octubre.

Deja un comentario