Doña Efigenia ya tiene su casita

P1020753

De izquierda a derecha: Jorge Bolívar, Efigenia Ruiz, y el Representante Alfredo Bocanegra.

En tres meses, la derruida casa de una madre cabeza de familia de Ibagué, sufrió un considerable cambio extremo.

Hoy, la vivienda le fue entregada y remodelada, luego de la ayuda que recibiera por parte del Representante a la Cámara por el partido Conservador Alfredo Bocanegra Varón: “en diciembre vinimos a una reunión en el sector, y uno veía las casas bien, y la de Efigenia, era el parchecito. Estaba en condiciones infrahumanas: los pisos en tierra, las tejas oxidadas. Decidimos hacerle su casa”, dijo el congresista.

Bocanegra, contrató al ingeniero Carlos Marmolejo, y con maestros y ayudantes, se pusieron manos a la obra. Colaboró hasta el hijo de Efigenia Ruiz Rubiano, un menor de 14 años de edad. La mujer, tiene otro retoño, es madre soltera, y se emplea en servicios generales, aunque por esta época del año se ha quedado sin trabajo.

Este lunes, entregaron la vivienda, con paredes, pisos, tejas de Eternit, y “pintada con los colores azul y amarillo, los colores de la Fundación Nuestra Gente, que junto con ingresos míos y del concejal Jorge Bolívar, ayuda a los más necesitados. Esta vez en la comuna once de Ibagué. Quisimos cumplir antes de las elecciones”, señala Alfredo Bocanegra.

El congresista, no revela el monto invertido pero dice que su presupuesto de publicidad para esta campaña se redujo a la mitad para poder cumplirle a Efigenia Ruiz el sueño de vivir en condiciones dignas.

P1020749

Aspecto interior de la vivienda

La mujer, indicó que “la casa iba pal suelo, era en esterilla, y tenía peligro para los vecinos por los cables de la luz. Cuando llovía, se entraba el agua por todas partes. Me siento contenta, grande, ahora quedo volando. Que Dios proteja al doctor Bocanegra. Es una persona muy humanitaria”.

Los vecinos de Efigenia, en el planchón del barrio Las Brisas de Ibagué, se unieron a la celebración y desde tempranas horas del día, felicitaron a la mujer y a sus hijos que hoy tienen un techo digno con el cual la vida se les hará más llevadera de ahora en adelante.

Deja un comentario