El contralor – archivador ahora quiere Alcaldía

A la izquierda, Julio César Vásquez. Foto: tomada de Facebook.

Julio César Vásquez será recordado como el peor ‘fiscalizador’ de Ibagué.

Ahora se conoció que el excontralor de la capital tolimense busca cupo para la Alcaldía de su natal Líbano.

Vásquez se mediría en una consulta abierta con varios aspirantes liberales el próximo 26 de mayo.

Julio César Vásquez llegó a la Contraloría de Ibagué tras movidas políticas luego de la salida de Diego Visash quien reemplazó al suspendido Ramiro Sánchez.

Vásquez, ficha de la Casa Jaramillo, de Mauricio y Guillermo Alfonso, fue laxo en investigaciones y mucho menos sanciones con la actual administración de Ibagué y sus funcionarios en el amaño de contratos y licitaciones amarradas que se han denunciado en este cuatrienio en entidades como el Ibal, Infibagué o la Gestora Urbana.

Organismos estatales como la Contraloría General de la República o la Auditoría General han cuestionado públicamente el archivo de varios procesos delicados de corrupción administrativa.

Tras la llegada del contralor actual, Ariel Medina, Julio César Vásquez fue despedido de manera fulminante de la Contraloría y el actual fiscalizador lo tachó de “irresponsable”, al gastarse en pocos meses el presupuesto de ejecución de la vigencia 2018.

Le puede interesar: Excontralor de Ibagué fue despedido de la entidad.

Se sabe que Vásquez entregó contratos y puestos a los concejales y dejó amarradas cuotas personales en la Contraloría, una perversa y corrupta práctica que no cesa al no existir autoridades ni funcionarios comprometidos que le pongan freno.

Entre los concejales beneficiados con la mermelada en la Contraloría se sabe que están William Rosas, Camilo Delgado, y otros, quienes eligieron a Vásquez con la contraprestación de dar burocracia una vez llegara al cargo.

Y con todos esos lunares en la administración pública ¡Julio César Vásquez quiere ser alcalde de Líbano! Al oído de los electores honestos y decentes de la norteña población tolimense.

Deja un comentario