El favor del Tribunal de Ibagué a Gómez Méndez

Alfonso Gómez Méndez

Alfonso Gómez Méndez

Magistrados de la sala penal, exoneraron al hermano del Ministro de Justicia, que habría cometido un evidente y flagrante caso de corrupción estatal.

En 2011, el Juez Segundo Penal del Circuito de Ibagué leyó la sentencia de 96 meses de prisión en contra de Enrique Gómez Méndez, hermano del exfiscal Alfonso Gómez Méndez, procesado por Concusión.

Según la acusación, Gómez Méndez quien se desempeñaba como secretario  de la Procuraduría Provincial de Chaparral, les pidió dinero a familiares de Javier Yate Devia, detenido en la cárcel de Chaparral, y condenado a 100 meses de prisión, a cambio de conseguir su libertad.

Enrique Gómez, dijo que era amigo de un magistrado del Tribunal Superior, y que haría revocar la sentencia en contra de Yate Devia. Por ello, la esposa del penado, Jaqueline Vera Cerón, le entregó primero 300 mil pesos para viáticos, y luego le dio seis millones y medio de pesos. Consignaciones bancarías y otras probanzas así lo demostraron.

Finalmente, una de las parientes del presidiario denunció a Gómez Méndez ante la Fiscalía, luego de lo cual se produjo su captura y enjuiciamiento en febrero de 2009.

Al ser capturado Enrique Gómez Méndez sufrió un infarto cardiaco y se le confinó en detención domiciliaria. Por sus problemas cardíacos el juez, le concedió la casa por cárcel.

Segunda instancia

Pero en 2013, el caso fue asignado a la sala penal del Tribunal Superior, siendo ponente el magistrado Ivanov Arteaga Guzmán, donde se debía desatar la segunda instancia. Pese a las pruebas y argumentos del caso, el Tribunal revocó la condena en contra de Enrique Gómez.

Adicionalmente, el juez que profirió la condena inicial, Eliseo Osorio Caviedes, fue removido de su cargo en Ibagué, y trasladado a Purificación, en el suroriente tolimense. Recientemente se le nombró en un juzgado penal especializado de Ibagué.

WEBhermano

Enrique Gómez. Foto: periódico Q’hubo.

¿Será coincidencia que el magistrado ponente sea oriundo de Chaparral, y paisano de Gómez Méndez, y haya sido por muchos años fiscal delegado, teniendo como jefe directo al mismo exfiscal?

Alfonso Gómez Méndez, pidió a la justicia ser inflexible con su hermano, al momento de conocerse la acusación en su contra. Habrá que ver qué tan flexibles fueron los estrados tolimenses en revocar una sólida condena con otros argumentos. Los interrogantes permanecen en el aire.