El G-7 o la rebelión contra Jaramillo

Mauricio Jaramillo

Un nuevo grupo político comenzó a gestarse en Tolima y muchos han comenzado a llamarlo el G7, que serían una especie de indignados del partido Liberal.

Del movimiento harían parte Jaime Ospina Galindo, Rubén Darío Rodríguez, Alberto Alarcón, Adolfo Alarcón, Gentil Gómez, Jesús María Botero y la diputada Graciela Vergara. Se cree que en los próximos meses llegarán más dirigentes descontentos con las toldas rojas.

Lo que se sabe es que varios de ellos sostuvieron una reunión en Melgar convocada por el exalcalde de esa población, Gentil Gómez, quien sonaba como candidato liberal al Senado pero al final fue escogida Olga Beatriz González, una dirigente de las entrañas de Mauricio Jaramillo.

Aunque muchos comentan que se trata de una rebelión contra el dirigente liberal Mauricio Jaramillo, el diputado Jaime Ospina dijo que no es así.

No es una rebelión contra la dictadura jaramillista, lo que se quiere es que el partido Liberal se fortalezca como institución política y no como personas independientes. Lo importante es que se fortalezca la democracia”, señaló Ospina.

Lo cierto es que sí existe descontento al interior del partido Liberal por algunas determinaciones de Mauricio Jaramillo que no han caído bien en varios dirigentes que ahora tratan de armar tolda aparte.

Hay que recordar que líderes de antaño del liberalismo como el exalcalde Rubén Darío Rodríguez y la dirigente Adriana Avilés, se marcharon de las toldas rojas hacia otras colectividades.

Este grupo estudia la posibilidad de apoyar candidatos en los comicios de 2018 a Congreso, bien sea Senado, o Cámara de Representantes.

Deja un comentario