El general Janio León Riaño: un vecino incómodo

foto-General-Janio-León-Riaño-286x300

General Janio León / las2orillas

Entre sus vecinos genera una marcada animadversión y entre sus pares un fuerte sentimiento de aversión, debido a su artera forma de ascender y mantenerse en el poder; nos referimos nada más y nada menos que al brigadier general Janio León Riaño, malévolo personaje, que tiene exacerbados los ánimos de sus vecinos, residentes de un exclusivo sector de la ciudad de Bogotá, entre ellos, personajes de la vida nacional como el exministro Fernando Londoño Hoyos, quien, junto con varios moradores no ven con buenos ojos la presencia del nefasto oficial, y han evidenciado muchas inquietudes sobre la capacidad económica de este uniformado para la compra de un lujoso apartamento, avaluado en más de seis mil millones de pesos, sumado a la suntuosa casa donde habita en San José de Bavaria, cuyo valor es superior a los tres mil millones de pesos. ¿De dónde saca un “General” para adquirir estas propiedades?

Y es que no es para menos, en el ámbito de la política como en el del hampa, todos se juzgan con el mismo rasero, este debe ser el sentimiento que ha generado el oficial entre los socios de la propiedad horizontal; y para ser sinceros no se equivocan, sus sospechas son bien fundadas, y la incertidumbre sobre el incremento patrimonial injustificado del oficial, tiene asidero en situaciones y hechos totalmente comprobables que les presentamos a la opinión pública, para que este sombrío personaje, sea declarado vecino incómodo no sólo en un sector de lujo de la capital si no de la Policía Nacional.

Para aclarar las dudas de la vecindad vamos a exponerles varias de las argucias, tratos, coordinaciones y “modus operandi” del general Janio León Riaño, quien aprovechando su cargo y ubicación en la cúpula policial, ha amasado una gran fortuna, aplicando desde la Oficina de Planeación el ciclo perverso del CVY (CÓMO VOY YO), mientras que muchos de nuestros policías se encuentran en sitios con las mínimas condiciones -por no decir inexistentes- de calidad de vida, éste oficial se dedica a hacer concesiones a diestra y siniestra que lo favorecen a él y su camarilla, obteniendo grandes dividendos para su patrimonio personal; este general es el gran artífice del cartel de la contratación en la Policía Nacional.

Vamos entonces a enumerar -para no perder la cuenta- las contrataciones amañadas, ilegales y que constituyen severas faltas contra la administración de la cosa pública en las que ha, viene y continuará incurriendo el general León:

1-El brigadier general Janio León Riaño y su esposa Gloria Viviana Marín Ruiz, tienen no santos negocios con María Cristina Arango Restrepo y Francisco Giraldo, representante de la empresa de transporte aéreo de carga GIRAG S.A, a quienes el general les ha colaborado con certificaciones por parte de la Policía Nacional para el ingreso de mercancía al país de manera irregular. (CONTRABANDO).

2- El general ha realizado coordinaciones para beneficiar con millonarios contratos a Julio Alejandro Molano Kishel, gerente de la compañía de seguridad y vigilancia privada Siete24 Ltda., Diego Fernando Medina Guerrero, representante legal de Estrategia & Defensa (ofrece bienes y servicios para el sector defensa) y Raúl Hernán Muriel Botero, gerente de la compañía de telecomunicaciones Cosinte Ltda (ofrece servicios especializados en el área de seguridad mediante el suministro oportuno de la inteligencia recolectada), ésta última compañía se ha visto involucrada en una polémica pública por comercializar de manera ilegal equipos para la interceptación de comunicaciones telefónicas.

3- Una de las contrataciones más importantes entregada por el general León fue la adjudicación amañada de un lote de escáneres corporales y de carga para la Policía Fiscal y Aduanera por un monto aproximado de 15 millones de dólares.

4- Como habíamos precisado anteriormente, el oficial gestionó para su beneficio personal un contrato entre la firma Cosinte y el Fondo Rotatorio de la Policía Nacional para adquirir una solución informática para el establecimiento de un Plan de Recursos Empresariales con el fin de evitar la fuga de información sensible en procesos de contratación, así como para la compra de aviones no tripulados, y un sistema de bloqueo de la señal de celular para las cárceles del país; proceso en el cual, la compañía presentó estudios técnicos de un Sistema Polaris para la localización y bloqueo direccionado de la señal de celular, recomendando la adquisición de un Sistema de Localización de Alta Precisión y Bloqueo de Equipos Móviles (LAP).

5- Atendiendo sus instintos fraternales, el general León ha favorecido con innumerables contratos a su hermano el coronel (r) Roberto León Riaño, retirado de la Policía por escándalos de abuso y perversión sexual, quien tiene una empresa de investigaciones, y dice a pulmón lleno que los que le den contratos él les pone toda la infraestructura de la Policía a su servicio, que arregla casos a cambio de dinero que hace favorcitos de desaparecer investigaciones y cositas por el estilo, porque sus hermanos son los duros de la Policía. Bueno es decir, que estas contrataciones a dedo y mediante la técnica de alta planeación y gerencia del CVY, están directamente a cargo del general León, quien desde la oficina de Planeación, aprovecha las necesidades de la Institución para adjudicar a su antojo y conveniencia -violando la normatividad vigente- contratos a sus amigos, a cambio de una buena comisión de éxito. Para lo cual, de manera clandestina aprovecha para hacerle llegar datos privilegiados a las firmas seleccionadas por él para que ganen las licitaciones. ¡CON VECINOS ASÍ PARA QUÉ ENEMIGOS! Si estos son los millonarios negocios en los que el General León se ha dejado pillar, cómo serán las jugosas ganancias de aquellos que aún no se han podido detectar. ¿Cómo se explica que un General cuyo sueldo mensual no supera los ocho millones de pesos (así su hermano le haya otorgado ilegalmente 5 cruces al mérito que equivalen más o menos a 80 millones de pesos, tenga un patrimonio superior a los 20 mil millones de pesos?

Por: Carlos Reinaldo Orozco, tomado de www.las2orillas.com

Deja un comentario