El infierno que vivieron dos niñas violadas por su padre

Fotoilustración

Aberrante caso de abuso en Tolima.

Luego de una larga investigación fue hallado culpable un padre de familia que, bajo intimidaciones, agredió sexualmente a sus hijas de 10 y 16 años aprovechándose de su grado de indefensión.

Se trata de Edér Tique Loaiza que llegó a un preacuerdo con la Fiscalía en Tolima por los delitos de actos sexuales con menor de 14 años en concurso con acceso carnal con menor de 14 años, ambos agravados, como responsable del abuso de sus dos hijas.

Los hechos ocurrieron en el año 2011 en Ibagué, en la casa donde residía el hombre con su esposa, la madre de las pequeñas.

Para la época de los hechos una de las niñas tenía 10 años de edad y su hermana mayor cursaba sexto grado de bachillerato.

Según las entrevistas a las víctimas, el padre las agredía física y sexualmente mientras dormían, pero todo sucedía cuando la progenitora no se encontraba en la casa.

Las autoridades lograron establecer que, inicialmente, los abusos empezaron con tocamientos pero después el padre de familia procedió a acceder carnalmente a una de sus hijas.

La agresividad de Edér Tique Loaiza no tenía límites pues, de acuerdo con los relatos de las víctimas, las intimidaba diciéndoles que si le contaban algo de lo sucedido a su madre, «ella podía morir puesto que sufría fuertes dolores de cabeza«.

Además, para impedir ser descubierto, hasta les ofreció dinero a las menores a cambio de su silencio, pero finalmente fue denunciado y capturado para que respondiera por estos delitos.

La diligencia virtual fue presidida por un Juez Penal del Circuito de Ibagué a finales de la semana pasada cuando la decisión quedó en firme, por lo que el condenado permanecerá privado de la libertad en la cárcel de Picaleña, en esta ciudad.

Deja un comentario