El Mundial de la corrupción en Ibagué

Diseño: A la luz Pública.

Los zarpazos en obras inconclusas y la deficiente gestión de administradores públicos.

En Rusia se juega la Copa Mundial de fútbol y en Ibagué tenemos desde hace rato el campeonato mundial de la corrupción con obras inacabadas y dirigentes y/o funcionarios que se reciclan de partido en partido y nada pasa.

La galería de la corrupción en la capital del Tolima la conforman:

Hospital Federico Lleras Acosta: el centro asistencial sigue intervenido, los pacientes agonizan, y los últimos exgerentes, muy orondos, disfrutan del dinero drenado, cual vampiros que se chuparon todo el presupuesto. La sede Limonar, abandonada a merced de los elementos.

Estado actual de las obras en la calle 42. Foto: AP.

Parque Deportivo y Piscinas Olímpicas: en 2018 se cumplen tres años de la destrucción de los escenarios deportivos, y la reconstrucción va para largo. De los peces gordos involucrados, solo está preso Luis H. y parece que reinará un pacto de silencio para proteger al resto de implicados, entre ellos varios dirigentes políticos que anuncian candidaturas y controlan directorios y camarillas.

Obras en el Parque Deportivo

Museo Panóptico de Ibagué

Museo Panóptico: tras varias adiciones y miles de millones de pesos derrochados, las obras no finalizan. Tampoco han respondido ante la justicia los responsables del saqueo. El único juicio que avanza y que va para segura prescripción, es el del ingeniero Jaime Garzón Chica.

Render del Portal de San Gabriel

Portal de San Gabriel: la solución de viviendas que prometieron para periodistas y trabajadores de los medios, se diluyó cuando los promotores locales se lo ‘vendieron’ a la Constructora Ávila, una firma foránea que no responde. Decenas de comunicadores se endeudaron para pagar la cuota inicial y no les han entregado ni un metro cuadrado de concreto.

Obras del Acueducto

Acueducto Complementario: tras casi 20 años de obras, tubos a la intemperie y adiciones, nada que cae la gota por el grifo. A ver si el alcalde Jaramillo, y Alberto Girón, gerente del Ibal, entregan la obra.

1 comment

Deja un comentario