El Tolima, también se rajó

Gobernación del Tolima

Análisis sobre el estancamiento en índices de competitividad en la región.

El estudio realizado por el Consejo Privado de Competitividad nacional a ciudades y departamentos, también rajó a nuestro departamento. En la semana anterior hice mención a los resultados del municipio de Ibagué, correspondiendo ahora el mismo análisis al departamento del Tolima, conforme lo había anunciado.

El trabajo de medición del índice de competitividad, se realizó entre 26 departamentos y Bogotá, D.C. Se tuvieron en cuenta tres factores: condiciones básicas, eficiencia y sofistificación e innovación. En el factor condiciones básicas, se analizaron seis pilares: instituciones, infraestructura, tamaño del mercado, educación básica y media, salud, y sostenibilidad ambiental. En el factor eficiencia, se analizaron los pilares educación superior y capacitación, y eficiencia de los mercados. En el factor sofistificación e innovación, se estudiaron los pilares sofistificación y diversificación, e innovación y dinámica empresarial.

El estudio clasificó los departamentos según su nivel de desarrollo en cuatro etapas: nivel bajo, medio, alto y alto dependiente del sector minero energético. El Tolima clasificó con un nivel de desarrollo medio, al lado de Caldas, Cauca, Huila, Magdalena, Norte de Santander, Quindío y Risaralda. Para su clasificación se tuvieron en cuenta el Producto Interno Bruto per cápita y lo sofisticado del aparato productivo. Bogotá, Antioquia y Caldas son las regiones más competitivas. El Tolima se ubica en el puesto 15, con un puntaje de 4.51 sobre 10, donde 10 es el máximo puntaje en competitividad.

Nuestro departamento presenta un buen desempeño en los indicadores de seguridad, pero muy flojo en el desempeño fiscal, justicia e infraestructura. En el pilar tamaño del mercado, ocupa el lugar 18, con una calificación de 5.26. Su desempeño en el indicador mercado externo, es calificado como aceptable (6.54), pero malo en mercado interno (3,97).

En educación básica y media, Santander lidera el pilar, y el Tolima es décimo con un puntaje de 6.26 sobre 10. Sus flaquezas están en las variables cobertura e inversión en calidad. En salud, Bogotá es el número uno y el Tolima está escalafonado en el lugar 19 con un malísimo puntaje de 4.93. Así mismo, presentamos un pésimo resultado en protección integral a la primera infancia, con 0.38 sobre 10 y 0.41 en inversión en salud pública.

En sostenibilidad ambiental, el primer lugar es para el departamento de Santander, mientras que el Tolima se ubica en el lugar 16, con un puntaje de 5.61. En educación superior, Bogotá D.C. es líder, mientras que el Tolima está ubicado en el puesto 16, con un puntaje de 3.78 sobre 10. Malos los resultados en medición de cobertura de educación superior con acreditación de alta calidad. El puntaje obtenido fue de 0.15, sobre 10. ¡Horroroso! De igual manera, malos los puntajes obtenidos en la calificación de docentes con título de posgrado, donde obtuvimos un puntaje de 1.12 y una cobertura en posgrado de 2.62. ¡Fatal! En revistas indexadas, ocupamos el último lugar, igual que Ibagué, con un puntaje de 0.0. Indicadores, que dejan muy mal parada nuestra educación superior, no sólo en calidad, sino también en investigación.

Por: Iván Ramírez Suárez, abogado, docente universitario.
@jiramirezsuarez

Deja un comentario