El viejo desconocido S. AZ. GPS-T001: para empezar de nuevo, como debe ser

Calle 17 con Segunda

Calle 17 con Segunda. Imagen: Google Maps.

A cualquiera que en Ibagué le dé por construir o mejorar, desde una casa hasta una avenida, se le hará coincidir geográficamente sus medidas (métricas decimales, dicen los que saben) por las que exige administrativamente la Secretaría de Infraestructura del municipio, basada esta en la vieja cartografía de la ciudad con sus desfasadas coordenadas, que posee sin reponer (recalcular o actualizar) desde 1970 y sin el más mínimo ánimo de hacerlo, séase en los nefastos tiempos de cualquier desafortunado gobierno trillizo o en los actuales, de la tecnócrata social democracia que nos gobierna.

Esto no importaría, sino fuese porque esta histórica negligencia, ha llevado a descorrer en unos varios centímetros (quizá hasta metros) calles, carreras, casas, edificios, parques y hasta esquinas, de lo que verdaderamente deberían estarlo, al haberse apuntalado (amarrado, dicen los que saben) a partir del viejo desconocido punto S. AZ. GPS-T001, ubicado dentro del vetusto edificio de la esquina de la calle 17 con carrera Segunda, antiguo centro de negocios de la ciudad.

El viejo desconocido punto (junto al del parque frente a la Iglesia del barrio Ricaurte), es obra y creación de quien por la Constitución y la Ley, le corresponda medir geográficamente cada rincón y cada centímetro de espacio del país: el casi centenario Instituto Geográfico “Agustín Codazzi” – IGAC, o simplemente como le conocemos por acá: el Catastro de Ibagué.

Que haya dos medidas geográficas (una real y otra burocrática) para un mismo punto o construcción en Ibagué, y que para colmo se exija administrativamente la incorrecta, no debería sorprendernos, pues esta virtud muy propia de la tecnocracia docta y no docta, trilliza o socialdemócrata, habrá servido, por ejemplo, para hacer de la legalización administrativa de las medidas y de los presupuestos e inversiones para estas, un galimatías de permisos, licencias, directivas, acuerdos, resoluciones u ordenanzas, que llevan inexorablemente a la corrupción, y porque no, al presumible despojo de la propiedad de alguien hacia alguien en algunos centímetros o quizá metros, gracias a la negligencia administrativa municipal.

El viejo desconocido S. AZ. GPS-T001 actualizado por el IGAC para el año 1999 (http://geoportal.igac.gov.co/ssigl2.0/pdf.jsp ), es por lo menos, más objetivo que una cartografía ibaguereña con coordenadas de 1970, y es el clamor técnico de cientos de topógrafos y geodestas tolimenses, tan aclamados en estas y otras tierras colombianas, para que se corrija lo ya errado.

Si la social democracia que gobierna hoy la ciudad, de verdad quiere dejar su impronta técnica en este crucial tema, debería empezar de nuevo, como debe ser: organizando, presupuestando y contratando a una comisión de topografía de varias decenas de excelentes topógrafos ibaguereños para levantar al menos el 60 % de la cartografía de la ciudad, amarrada al viejo desconocido punto S. AZ. GPS-T001 y reemplazando la vetusta e ilegal exigencia de su actual Secretaria de Infraestructura.

Por: Luis Orlando Ávila Hernández
Ingeniero agrónomo y propietario de la extinta Tienda Cultural La Guacharaca

Deja un comentario