“Empréstito de $105 mil millones está mal presentado y tiene serias inconsistencias”: concejal R.D. Correa

Imagen: tomada de Twitter.

Cuestionamientos al proyecto de endeudamiento del gobierno local.

Este es el pronunciamiento del concejal de ADA Rubén Darío Correa donde resalta las presuntas anomalías del proyecto de acuerdo que pretende endeudar aún más a la Alcadía de Ibagué:

“Hace 24 horas la Alcaldía de Ibagué dio a conocer el Proyecto de Acuerdo de Endeudamiento en 143 hojas. En la tarde de este cinco de mayo el alcalde Hurtado instaló las extras para el estudio de dos iniciativas. La segunda es el Plan de Desarrollo.

Me encargaré en este escrito del empréstito. El proyecto tiene vicios de forma y de fondo. No tiene la información suficiente y actualizada para ser aprobado. Entre los argumentos técnicos en que me sustento, están los siguientes:

1.No enumeraron ni detallaron exactamente en qué planes, programas y proyectos específicos se va a gastar la plata que se pretende prestar a los bancos. Solo consignaron generalidades de las partidas: $12.000 millones de pesos para salud (emergencia Covid19); en agua potable $7.653 millones de pesos para culminar el acueducto complementario; para educación $5.000 millones de pesos para cofinanciar terminación de megacolegios sin especificar; para vivienda $10.000 millones de pesos para financiar mejoramientos de vivienda de interés prioritario; para la intersección vial de la 60 con carrera 5 la suma de $40.000 millones de pesos; para la terminación de escenarios deportivos $30.347 millones de pesos.

Al ingeniero Hurtado hay que recordarle que esta corrección, con cada proyecto disgregado en monto de inversión específica, obra por obra, debe quedar por escrito en el articulado antes de la ponencia de primer debate. Es más, los proyectos a financiar en virtud del empréstito deben estar debidamente inscritos y viabilizados en el Banco de Proyectos del Municipio.

2. El Marco Fiscal de Mediano Plazo presentado como sustento está desactualizado; se basa en proyecciones y cifras del año pasado y no en las duras realidades financieras que se prevén para este año y en los de la pos pandemia. Para mencionar solo una cifra improbable: estima el recaudo por impuestos en este año 2020 en $220.000 millones de pesos, algo que el coronavirus se está encargando de desvirtuarlo.

Pregunto señor secretario de Hacienda: ¿cómo va el recaudo del predial? Si usted ya sabe cuál es la tendencia a la fecha, ¿por qué no la incluyó? Es imperativo actualizar cifras a 30 de abril para lo cual se requiere ejecución del presupuesto y el Plan Financiero a esa fecha.

3. No está actualizada la certificación de calificación de riesgo de la ciudad. La Administración Hurtado presentó la misma que en su momento tramitó el ex alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, con la firma Fitch Ratings, para el empréstito por 60 mil millones que finalmente se le hundió en los estertores de ese gobierno. Las realidades financieras de hoy son otras y se necesita actualizar con urgencia esa certificación.

La administración Hurtado adjuntó un certificado de fecha 18 de junio de 2019 donde Fitch Ratings “afirmó las calificaciones nacionales de largo y corto plazo al municipio de Ibagué en ‘A- (COL) y F2 (Col)’, respectivamente”.

Pero de manera grave, el equipo financiero de la Alcaldía omitió decir que la misma calificadora de riesgos Fitch Ratings rebajó el pasado 1 de abril de 2020 la nota de riesgo soberano de Colombia de BBB a BBB-, y mantuvo su perspectiva en negativa.

Así lo informó la calificadora en un comunicado, en el cual detalló la rebaja, y agregó que «refleja el probable debilitamiento de las métricas fiscales del país, por cuenta del menor desempeño de la economía causado por la fuerte caída de los precios del petróleo y los esfuerzos para combatir el coronavirus».

4.La Alcaldía, como garantía, ofrece pignorar los recursos del recaudo de industria y comercio y la sobretasa a la gasolina. Sin embargo, con la crisis, principalmente en el sector transporte derivada de las medidas de emergencia por Covid19 con la disminución en el consumo de combustibles y el distanciamiento social, se necesita recalcular de manera seria y aterrizada estos rubros por lo menos hasta el 2022.

5. Actualmente la deuda de Ibagué asciende a $132.500 millones de pesos. Con los $105.000 millones de pesos que pretende el nuevo empréstito las finanzas quedarían en zona roja a merced de las graves cifras que se nos vendrán encima con el aumento de la pobreza a expensas de la inatajable recesión. Llevar los límites de la deuda hasta allí es temerario.

6. En cuanto a los $7.653 millones de pesos para culminar el acueducto complementario, la Alcaldía no especifica cual será el mecanismo jurídico para inyectárselo al IBAL, una empresa industrial y comercial del estado completamente independiente. ¿Qué figura jurídica se va a utilizar? ¿capitalización?, ¿donación? Allí no hay claridad. Y finalmente hay que acotar que de manera lógica y legal no se puede aprobar un empréstito sin primero haber aprobado el Plan de Desarrollo.

Por todo lo anterior, como concejal de Ibagué debo advertir que considero este proyecto de empréstito atropellado, mal presentado, de afán, carente de varios documentos y proyecciones actualizadas y que de no enderezarse pondría en peligro y en riesgo la salud financiera del municipio de Ibagué”.

Deja un comentario