En el Tolima hubo un manejo “ineficaz, ineficiente y antieconómico” de $4.499 millones durante el 2014

Imagen: 90 minutos

Imagen: 90 minutos

Contraloría General, se refirió al uso de los recursos del Sistema General de Participaciones.

La Contraloría General de la República determinó hallazgos con alcance fiscal por $4.399 millones. Según el órgano de control en la Gobernación del Tolima detectó hallazgos fiscales por $3.803 millones así mismo fueron detectados $425 millones a Ibagué, $161 millones a Purificación y más de $7 millones a Armero Guayabal.

Los recursos del Sistema General de Participaciones durante 2014 fueron destinados a la financiación de los servicios de salud, educación, entre otros.

“La conclusión de la auditoría adelantada a la Gobernación del Tolima y a los municipios citados es que el manejo de los recursos SGP destinados a salud pública, población pobre no afiliada (PPNA), educación calidad educativa y alimentación escolar, fue ineficaz, ineficiente y antieconómico”, sostuvo la Contraloría.

Así mismo “La Contraloría encontró que la capital del departamento del Tolima, Ibagué, registra inejecución de los recursos de salud pública en cuantía de $1.690 millones: $562 millones que no fueron ejecutados del presupuesto 2014 y $1.128 millones que vienen de la vigencia 2013 y que no fueron incorporados ni al presupuesto 2014 ni al de 2015”, agrega el informe.

La Contraloría determinó además que los entes territoriales se limitan a transferir los recursos a los hospitales, “sin ejercer un efectivo control y seguimiento” a la ejecución y efectividad de las actividades pactadas.

En lo que refiere a la Población Pobre No Afiliada, la entidad constató que el servicio es prestado por los hospitales públicos, que han realizado conciliación parcial de los recursos, por lo que hay saldos a favor del Estado por $860 millones, sin que se haya gestionado la devolución de los mismos.

“Específicamente, el departamento del Tolima canceló $3.200 millones por concepto de medicamentos y tratamientos médicos de los cuales $2.200 millones le corresponden a Caprecom Eps Pública y $1.000 millones a Eps privadas”, indica el informe.

En cuanto a la inversión en calidad educativa, no fue oportuna en los municipio, ya que solo hasta agosto del 2014 se produjo su ejecución, dejando de implementar las estrategias durante los primeros siete meses del año.

En materia del servicio de alimentación escolar, la Contraloría evidenció que fue contratado por algunos municipios con el mismo operador del Ministerio de Educación y otros con operador diferente, en las dos modalidades: ración preparada en sitio y ración industrializada. Sin embargo, hubo deficiencias “porque los alimentos son entregados y consumidos al aire libre, sin la dotación o menaje adecuado”.

El órgano de control recordó que cada ente territorial debe elaborar un Plan de Mejoramiento con las acciones y metas que permitan solucionar las deficiencias detectadas.

Por su parte el Contralor municipal, Efraín Hincapié, manifestó:

«La Contraloría del departamento del Tolima, tiene su competencia dentro de la órbita territorial dentro del departamento del Tolima, al igual lo que auditamos nosotros es de orden departamental y municipal, y todos los recursos que tengan que ver con regalías la competencia es de la gerencia colegida de la Contraloría de la república» (…)

«Es decir nosotros sí estamos realizando auditorias en el departamento del Tolima,como ya hemos entregados varios informes pero con todo lo que tenga que ver con los recursos que ejecuten que sean producto de los mismos recursos del departamento» Puntualizó.

Deja un comentario