En líos los hermanos Ávila, constructores del Portal de San Gabriel

De frente, aparece Antonio Ávila Chassaigne. Al lado, su hermano Enrique y su hermana Carmenza

De frente, Antonio Ávila Chassaigne. Al lado, su hermano Enrique y su hermana Carmenza. Foto: El Heraldo.

Aparecen más problemas para las soluciones de vivienda a periodistas.

Los hermanos Carmenza Lucía, Eduardo y Antonio Ávila, propietarios de Constructora Ávila, la misma que construye los apartamentos Portal de San Gabriel para los periodistas del Tolima, fueron detenidos en La Guajira pues la Fiscalía los acusa del delito de peculado por apropiación.

La Fiscalía les sigue la pista pues los señala de haber defraudado al departamento de La Guajira en cuantía de 25.000 millones de pesos por obras relacionadas con megacolegios. Al parecer los recursos fueron desviados.

La noticia de sus capturas en el norte del país cayó como un baldado de agua fría en el gremio de periodistas del Tolima que sueñan con acceder a un apartamento en el Portal de San Gabriel.

En Ibagué la anterior administración municipal, a través de la Gestora Urbana, firmó un convenio con la Constructora Ávila y les entregó o escrituró un lote de 10.000 metros cuadrados para construir bloques de apartamentos a precios módicos para los periodistas.

Así mismo la Alcaldía y la Gobernación le entregaron 3.000 millones de pesos y la idea era que con este su subsidio vendieran los apartamentos a precios módicos de 90 millones de pesos.

Sin embargo, el proyecto no ha concluido y está lleno de dificultades pues la Constructora Ávila pretende utilizar la mitad del lote para construir apartamentos de su propiedad dejando por fuera al gremio de los comunicadores.

El periodista Jorge Barahona, uno de los críticos del plan de vivienda, dijo que la situación se torna grave por las capturas de los hermanos Ávila.

Los 3.000 millones de pesos que donaron la Alcaldía y Gobernación del Tolima para subsidiar el proyecto, no se sabe dónde están“, afirmó Barahona y agregó que el lote escriturado tiene un costo de 20.000 millones de pesos.

Barahona habló un fraude de la Gestora Urbana en la pasada administración pues el proyecto pasó de Vivienda de Interés Prioritario a Vivienda de Interés Social impidiendo su adquisición por parte de los periodistas.

También se preguntó ¿por qué firman el abogado Rubiel Orlando Espinosa y uno de sus hijos en representación de la Constructora Ávila que nunca ha dado la cara?

Aunque no dio mayores detalles, Barahona cree que la Constructora Ávila sería una fachada en la realización de las obras.

Es importante recordar que meses atrás el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo se había referido al Portal de San Gabriel y hasta afirmó que “a los periodistas los engañaron“.

Lo que no se sabe es qué va a pasar con los comunicadores que se endeudaron en grandes sumas para cubrir la cuota inicial de los apartamentos prometidos, y que a la fecha, nada que les son entregados.

Deja un comentario