En memoria de José Liborio Osorio

Imagen: suministrada.

Perfil del dirigente conservador fallecido.

Anzoátegui (Tolima), municipio de ideología conservadora, orgullo de José Liborio Osorio Gómez, expresa el talento y talante de la región. La vida de José Liborio fue la muestra de lo que ha de ser la función pública: un apostolado. Desde lo público José Liborio enseñó que el servicio es liderazgo y su lealtad fue una impronta que siempre lo caracterizó.

Un atractivo ejemplo a seguir fue su vida. Siendo niño lo conocí cuando con 12 años pasé junto a mi familia a vivir frente a él, nuestro vecino “de toda la vida”, y como adolescente dejó en mi retina la puntualidad con la que llegaba a su casa enmarcada por dos grandes ocobos siempre en mi recuerdo florecidos, de regreso de sus responsabilidades públicas o actividades particulares; o la puntualidad de sus amigos que llegaban a disfrutar de su compañía y buena conversación.

José Liborio hoy deja presente en Ibagué el recuerdo de un autodidacta que desde su disciplina y persistencia se convirtió en hacedor de obras públicas. Magnífica fue la formación de su familia junto a Gloria Cifuentes de Osorio, otra expresión de la región tolimense: el conservador municipio de Alpujarra. Ellos han dejado un ejemplo de armonía para nosotros los que aquí permanecemos temporalmente. Gloria era la niña de su hogar, compuesto por cuatro hijos, todos hombres, todos abogados. Gloria impedía que el tapete de flores que cubrían la esquina en la que ellos resplandecían dejara de ser del color alegre con el que se cubrían andenes y ante jardines donde podíamos hasta jugar un partido de microfútbol.

La suma de nuestros municipios hace grande al Tolima y personas como José Liborio, que en paz descanse, son el orgullo de las 47 municipalidades que forman nuestro departamento y sus buenas gentes como de Santa Isabel (Tolima) es el hoy alcalde liberal elegido para Lérida: Marco Antonio Ospina Velandia.

El recuerdo que en mi queda de José Liborio es el de una persona que ocupó una realidad urbana en la ciudad donde nací, porque los espacios los ocupan personas que no habremos de olvidar y jamás podrán ser solo estrechos espacios olvidados. Estos recuerdos y presente contrastan con el transfuguismo político que hoy es la regla. En honor a la memoria de José Liborio la política volverá a ser, ahora y en el futuro, la confrontación desde la decencia, construyendo entre todos el territorio. No a la traición, no la mentira, no a la injusta sustracción de lo ajeno. Simple ser bueno, difícil olvidar a José Liborio.

Para el año 2012, esta fue la reseña que de la vida de José Liborio se hiciera cuando él nos diera la oportunidad de conocer esas historias que lo precedieron:

«José Liborio Osorio Gómez nació en Anzoátegui, Tolima, y desde muy joven sintió el llamado de la política y el ejercicio del gobierno. Siendo personero de Ibagué en 1957, gestionó y obtuvo la reversión de setenta mil metros cuadrados de terrenos ejidos, como parte de su proyecto de rescate y actualización del patrimonio de la ciudad.

«En 1960 es elegido concejal de Ibagué y en 1962 diputado de la Asamblea del Tolima, alcanzando la presidencia de las dos corporaciones. Entre 1963 y 1965 ejerce como alcalde de Ibagué, poniendo en marcha el régimen autónomo de las Empresas Públicas Municipales, el Plan de Erradicación de Tugurios, el Departamento Administrativo de Valorización y el Plan Piloto de la ciudad. Desde 1966 ejerce sin solución de continuidad, durante 10 años, la Sindicatura del Hospital San Rafael de Ibagué, siendo gestor y realizador de la Clínica Tolima, obra inaugurada y entregada al servicio de la comunidad el 24 de octubre de 1975.

«Fue fundador de la Cooperativa de Ahorro y Vivienda Pablo VI, y gestor de la urbanización del mismo nombre en Ibagué, con 55 soluciones de vivienda dadas al servicio en 1977.

«Representante a la Cámara por la circunscripción electoral del Tolima entre 1976 y 1979. Secretario de Gobierno del Tolima en 1980, posición que vuelve a ocupar en 1990. Gobernador Encargado por Decreto Nacional No. 941 del 1 de Abril de 1982, durante el gobierno de Turbay Ayala.

«En 1984 es nombrado Gerente Departamental, y luego Regional, de la Caja Agraria en Ibagué, cuyo desempeño le mereció una mención honorífica y diploma como mejor gestión gerencial a nivel nacional.

«Gerente de la Voz del Tolima, donde también fue fundador y director del radio periódico El Mercurio, y desde el cual continuó difundiendo el Servicio Cívico, espacio radial dedicado a la controversia pública y la cultura ciudadana creado por el jurista, escritor y copropietario de la emisora Nicolás González Torres, labor que continuaría en 1997, durante un breve periodo, en Radio Súper de Ibagué. Además, hizo parte de las juntas directivas de la Cámara de Comercio de Ibagué y durante 15 años y de la Electrificadora del Tolima en 1985, representando en ambas al gobierno nacional.

«Escritor y columnista en varios medios regionales, algunos de sus poemas se incluyeron en el libro Crónicas de un Centenario, publicado en 1995 con ocasión de las efemérides del municipio de Anzoátigui.

«Desde 1992 gerencia la sociedad J.L.O. Asesores de Seguros Ltda., que fundara en 1980, labor que no ha sido óbice para continuar su infatibable tarea como columnista en los medios regionales».

Deja un comentario