En vez de aumentarle, la Gobernación le recortaría $2.500 millones a la Universidad del Tolima

GOBERNACION DEL TOLIMA

La Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU) rechazó de manera tajante un posible recorte de las transferencias de la gobernación a la Universidad del Tolima.

“Rechazamos la decisión unilateral del Gobernador del Tolima, Luis Carlos Delgado Peñón, de reducir el presupuesto que por ley y sentencia judicial el departamento le debe a la Universidad del Tolima”, dicen los educadores de la Universidad.

Agregan que negar de manera arbitraria e ilegal la deuda que el ente territorial tiene con la Alma Mater, profundiza su crisis institucional y económica, recorta sus posibilidades como centro de formación, ciencia y saber en una región que requiere todo tipo de intervenciones sociales y programáticas de carácter social, cultural, formativo, técnico y científico para asegurar su desarrollo de manera integral.

Según se estableció, el recorte sería de unos 2.500 millones de pesos para este año.

El rector José Herman Múñoz señaló que sin esos recursos corre peligro la contratación de profesores de planta.

“Hemos hablado con el gobernador y él me dice que sus asesores le dicen que debe ajustarse a la ley, que la transferencia no es de 5.700 millones de pesos, sino 3.200 millones”, dijo el rector.

“El gobierno departamental tiene una cifra y nosotros otra, pero vamos a demandar para que el giro sea el justo, el que dice la ley”, aseguró.

Muñoz señaló que existe una acción popular fallada para que se reconozca la deuda con la Universidad del Tolima.

El Consejo Académico de la UT exteriorizó su preocupación toda vez que de asignarse recursos inferiores a los exigidos por la ley, se pone en peligro el presente y futuro desarrollo de la Universidad.

“La actuación del gobierno departamental atenta contra los 3 ejes misionales de la institución; docencia, investigación y proyección social”, dice el Consejo Académico.