Entre $ 730.000 y $ 785.000 quedaría el salario mínimo el próximo año

Salario

El incremento oscilaría entre $41.000 y $90.000, de acuerdo con las propuestas de las partes.

Entre $730.000 y $785.000 quedaría para el próximo año el salario mínimo en Colombia. Ese es el rango en el que se movería la discusión, que comenzó este lunes con la instalación de la mesa de concertación tripartita en la que empresarios, trabajadores y Gobierno expondrán sus posiciones con el fin de lograr un acuerdo y evitar así que su ajuste se haga por decreto como ha ocurrido en los últimos años.

Por el lado de los trabajadores, las centrales obreras pedirán que el aumento no sea inferior al 12 por ciento, teniendo en cuenta que la inflación este año está muy cerca al 7 por ciento (6,48 % entre octubre 2015 y octubre 2016) y, según afirman los sindicatos, “de aprobarse la reforma tributaria, el IPC subiría el próximo año entre 3 y 5 puntos como consecuencia del aumento del IVA, impuesto que impactará directamente sobre las compras de los trabajadores colombianos”.

De igual manera, los sindicatos señalan que el año pasado el ajuste se decretó sin acuerdo y por debajo de la inflación, con lo cual se violaron las leyes que regulan el tema, situación que dificultará aún más la negociación y por lo cual pedirán una compensación para este año.

Pensando de manera optimista, de concretarse la propuesta de los trabajadores de aumentar entre un 12 % y 14 por ciento el salario mínimo en el 2016, este quedaría entre $772.000 y $785.000, es decir unos $90.000 más del que rige hoy ($689.454), sin contar el auxilio de transporte que en 2016 fue de $77.700.

Al otro lado de la cuerda, están quienes afirman que lo más indicado es que el ajuste no sea superior al 6,5 por ciento.

Fedesarrollo señaló recientemente que la discusión debe girar alrededor de los 5,5% y el 6%, ya que la inflación está cediendo y que el IPC estaría por debajo de esta cifra al finalizar el 2017.

De fijarse un aumento del 6 por ciento, el mínimo pasaría de $689.454 a $730.800: subiría apenas $41.600.

Por su parte, Anif ya había sentado su posición respecto al aumento salarial para el próximo año y ha expresado que el incremento no debería ser superior al 6,3 por ciento, teniendo en cuenta aspectos como el deterioro de la competitividad del sector productivo.

El aumento del 6,3 por ciento significaría $43.450 más al salario mínimo de hoy, por lo cual este quedaría en $732.900.

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, gremio que hace parte de la mesa de concertación, que representa a los empresarios, señaló que el ajuste debe ser justo e indicó que este año se debe tener en cuenta el impacto que tendrá la reforma tributaria en caso de que pase en el Congreso.

Señaló también que un ajuste desproporcionado afectará el empleo y el poder adquisitivo en el país, y por ende el consumo, por lo que se deberá ser muy juicioso en la discusión del salario mínimo para no afectar la economía futura del país.

Con información de: Portafolio.

Deja un comentario