Escasean monedas y billetes de mil en Ibagué

 

Monedas y billetes de mil

No se consigue dinero suelto en el comercio de la capital tolimense.

Desde taxistas que deben rebajar el monto de la carrera al no tener para dar las vueltas, a clientes que reciben monedas de menor denominación que abultan sus bolsillos, la crisis de dinero fraccionario se hace sentir en Ibagué.

En una local de apuestas de la firma Seapto, la respuesta de la dependiente es clara y reveladora: “no hay monedas, la gente las guarda en las alcancías. Y los billetes los están recogiendo”.

En la papelería Alba, del centro de Ibagué tampoco hay dinero suelto de esa denominación: “tuve que mandar al mensajero a conseguir y volvió como a las dos horas con solo diez mil pesos en moneda”, dice una empleada del establecimiento comercial.

En las prenderías del centro, también se quejan de la escasez: “la gente guarda las monedas, pero si uno va a cambiar al banco, solo le cambian una tula”, dice un empleado.

Al parecer el Banco de la República anda recogiendo el billete de mil, porque será descontinuado, pero olvidó surtir al mercado local con su sustituto, la moneda de mil.

Irónicamente, a las afueras de Ibagué funcionada una planta productora de dinero, de la Casa de la Moneda, desde donde resultaría fácil proveer al mercado de la ciudad.

Los comerciantes aguardan a que la crisis no se prolongue por demasiado tiempo.

El Banco de la República anunció la producción masiva de monedas, ya que están escaseando no solo en Ibagué, sino en otras capitales de Colombia, como es el caso de Bogotá.