Excandidato a la Alcaldía de Honda reparte mercados con logo de la Gobernación

A la izquierda Jairo Galeano

A la izquierda Jairo Galeano

Se conocen imágenes en las redes sociales.

Y las mismas muestran a Jairo Andrés Galeano Bulla, quien peleó en las elecciones a alcalde de Honda, en 2015, repartiendo mercados a varias personas de la Ciudad de los Puentes.

Lo irónico es que en las imágenes se aprecia el logo de la Gobernación del Tolima, junto con la leyenda “programa atención adulto mayor en materia nutricional y alimenticia en el departamento del Tolima (sic)”.

Galeano Bulla, postuló su nombre con un aval del Partido Liberal. Obtuvo 1.557 votos.

En esta imagen se aprecia el logo de la Gobernación en los mercados

En esta imagen se aprecia el logo de la Gobernación en los mercados

Pero las fotos de la ‘repartija’ de mercados en Honda traen otras sorpresas. Allí aparece Iván Darío Arenas, contratista de la Gobernación y quien oficia, según fuentes de la administración seccional, como conductor los fines de Mauricio Pinto, el exsecretario General en la primera administración de Barreto y quien fue destituido e inahabilitado por participar en política.

En reciente fallo, la Procuraduría rehabilitó a Pinto Rondón, de quien ahora se afirma, será el candidato del barretismo a la Gobernación en 2019. (Lea: Pinto habilitado en la sucesión del poder).

Entregando alivios a los más necesitados de la Ciudad de los Puentes, a nombre de la Gobernación, aparece el concejal del liberalismo Juan Manuel García Aya, quien es muy cercano a Pinto y al gobernador Óscar Barreto.

De camisa rosada, parece el concejal Juan García Aya

De camisa rosada, aparece el concejal Juan García Aya

De hecho, en un evento de la Gobernación en Honda, durante 2016, el concejal García pidió aplausos para Mauricio Pinto “porque ha sido el canal de comunicación entre el gobernador y nosotros, como hondanos”.

Así marchan las cosas en los municipios: candidatos y excandidatos calentando desde ya las campañas utilizando como siempre, no los recursos de su peculio, sino los recursos públicos, algo que antaño se consideraba sagrado e intocable.

Deja un comentario