Exdministrador del aeropuerto Perales, que salió por escándalos, se posesionó en el Ibal

Andrés Hurtado, aeropuerto Perales, Ibagué

El ingeniero Andrés Fabián Hurtado, un hombre cercano al excongresista Rubén Darío Rodríguez, se posesionó como director de Planeación del Ibal, la empresa de acueducto de Ibagué.

Lo que llama la atención es que este ingeniero civil, que se vio obligado a dejar la administración del aeropuerto Perales por escándalos relacionados con la utilización de las pistas de las aeronaves para piques de autos, pase ahora a ocupar un alto cargo en el acueducto de la ciudad.

Hurtado les dijo a sus compañeros de trabajo que se sentía muy contento de regresar al Ibal, su antigua casa.

La Aeronáutica Civil lo tiene en la mira y adelanta una investigación por el tema de los piques en las pistas del aeropuerto con el ingreso ilegal de vehículos de alta gama de servicio particular.

Apelando a la sabiduría popular aquí podría aplicarse el aforismo de «caer parado», para Andrés Hurtado.

Fabián Hurtado, es hermano de Carolina Hurtado, secretaria Administrativa de la Gobernación del Tolima, en el actual mandato de Luis Carlos Delgado Peñón.

Quizá este sea un ejemplo más de la ‘puerta giratoria’ que existe en Ibagué, donde funcionarios se rotan las cargos, regresan a la política, y vuelven a lo público, y con un blindaje especial, y con amigos influyentes, que los mantienen a prueba de escándalos.