Exgerente del Federico Lleras no cumplía requisitos para estar en el hospital

Hospital Federico Lleras Acosta

Hospital Federico Lleras Acosta

La Procuraduría elevó pliego de cargos a José Raúl Reyes.

Por presunto incumplimiento de sus deberes la Procuraduría Regional del Tolima formuló cargos a José Raúl Reyes Cuéllar y a Ginna Vanessa Rincón Velásquez, quienes para el año 2013 se desempeñaban como gerente de la Empresa Social de Estado E.S.E. Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué y directora (e) de Talento Humano de la Gobernación del Departamento del Tolima, respectivamente.

A Reyes Cuellar se le cuestiona por presuntamente tomar posesión y desempeñar el cargo a partir del primero de marzo de 2013, sin cumplir los requisitos legales que le eran exigidos para acceder al mismo, como eran: acreditación de su experiencia profesional en el sector salud, tarjeta profesional o constancia de encontrarse en trámite, declaración de bienes, antecedentes disciplinarios, fiscales y penales expedidos por la Procuraduría y la Contraloría y la Policía Nacional.

En la misma providencia se formuló cargo a Rincón Velásquez, por presuntamente permitir la posesión y el posterior desempeño del entonces gerente de la mencionada institución hospitalaria, sin verificar ni certificar el cumplimiento de los requisitos y calidades que le eran exigidas legalmente.

El entonces gerente de la E.S.E. podría estar incurso en falta disciplinaria por, desconocer entre otras normas el artículo 13 de la Ley 190 1995, que dispone: “Será requisito para la posesión y para el desempeño del cargo la declaración bajo juramento del nombrado, donde conste la identificación de sus bienes. Tal información deberá ser actualizada cada año y, en todo caso, al momento de su retiro”.

Por su parte la disciplinable podría haber transgredido el artículo 50 del Decreto 1950 de 1973 que establece: “(…) Los jefes de personal de los organismos administrativos o quienes hagan sus veces deberán verificar el cumplimiento de los requisitos y calidades a que se refiere el artículo anterior. (…) El incumplimiento de esta obligación constituye causal de mala conducta”.

Las faltas de los investigados fueron calificadas en esta etapa procesal como graves cometidas a título de dolo y culpa.

Raúl Reyes, ficha del liberalismo y del sector de Mauricio Jaramillo, fue nombrado durante el mandato de Luis Carlos Delgado Peñón, pero a los pocos meses de gestión, el hospital fue intervenido, situación en la que permanece desde entonces.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *