Exmarido la denunció por extorsión para no pagarle una deuda

Palacio de Justicia

El caso le ocurre a Claudia Marcela Torrado Peñaranda.

La mujer, fue detenida en enero de 2015 y señalada de pedirle dinero bajo amenazas a Walter Ríos Serrano, con quien hizo vida marital en el pasado.

Y aunque Claudia Torrado fue capturada y sometida a audiencias en Ibagué, al día de hoy permanece en libertad y sin que su proceso haya sido resuelto. La dama, es una reconocida comerciante de la ciudad de Bogotá.

El caso dio un vuelco inesperado en 2016 luego que el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Ibagué ordenara el embargo de inmuebles (casas, apartamentos), vehículos, y de dineros depositados en cuentas bancarias, en cabeza de Walter Ríos, y sobre los que la señora Torrado reclama el impago de millonarias deudas, por parte del hombre quien hizo parte hace algunos años de las Fuerzas Militares.

En sus consideraciones la jueza Doriam Gil Barbosa señala que: “limítese la medida en la suma de 250 millones de pesos. Para la práctica de la anterior diligencia comisiónese a la dirección del Grupo de Justicia de la Alcaldía municipal de la ciudad”.

En ese despacho cursa un proceso ejecutivo ordinario de la señora Torrado Peñaranda en contra de Walter Ríos.

La medida cautelar recae en una vivienda del barrio La Castellana, en la ciudad de Montería; un vehículo tipo Hiunday Tucson, así como cuentas abiertas por Walter Ríos en siete entidades bancarias del país, lo mismo que el salario que este devenga.

Así mismo el Juzgado Cuarto Civil designó como secuestre de los bienes de Ríos Serrano al señor Luis Castillo.

Ellos hicieron varios negocios, ella le prestó dinero para un viaje, el dinero de la venta de unos carros, el dinero para el pago de unos arriendos, para compra de unos semovientes,  y el señor Walter Ríos nunca le canceló. Esos eran los dineros que la señora Claudia le estaba cobrando a él cuando malintencionadamente la involucraron en una situación como si fuera una extorsión“, dijo el abogado Diego Ferreira.

El Juzgado ordena el mandamiento de pago que suma más de 150 millones de pesos“, señaló el letrado.

Con esto, comienza a evidenciarse que el proceso penal fue iniciado contra la dama sin bases o soportes fidedignos, y que al parecer se usó como elemento de distracción para no pagarle las sumas de dinero que esta aparecía reclamando, y que hoy la justicia ordinaria reconoce de su existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *