¿Fabián Blanco, en la línea de sucesión?

Imagen: tomada de Facebook.

Algunas fuentes ven al gerente de la Gestora Urbana como un candidato en ciernes a la Alcaldía de Ibagué.

Así trascendió entre analistas de la política local y personas cercanas tanto a Blanco, como al alcalde Andrés Hurtado.

De hecho, Fabián Blanco y Hurtado son amigos y viejos conocidos desde cuando trabajaron en el Ibal, en la administración del presidiario y corrupto exalcalde Luis H. Rodríguez.

Blanco, abogado y sicólogo de profesión, lleva varios años como estratega de campañas políticas y es cercano a dirigentes de renombre: en 2015 fue uno de los principales asesores de la campaña de Jhon Esper Toledo, a la Alcaldía de Ibagué. También trabajó por varios años en la sección de Inteligencia del desaparecido DAS, Departamento Administrativo de Seguridad.

Por muchos años se le vio al lado del abogado Alfredo Bocanegra y acompañó a este cuando el excandidato estuvo en la Aeronáutica Civil, en la Agencia Nacional de Infraestructura, entre otras dignidades y cargos.

De hecho, Fabián Blanco también apuntaló la aspiración de Bocanegra en 2019, cuando este vio resignada su aspiración de llegar a la Alcaldía de Ibagué, con poco más de 12 mil votos.

Le puede interesar: Bocanegra no es elegible pero sí nombrable.

En los últimos comicios regionales un cuñado de Blanco, Fredy Torres Cerquera, buscaba cupo en la Asamblea del Tolima pero quedó colgado con la votación necesaria. Torres fue nombrado por el gobernador Ricardo Orozco como secretario de Ambiente del Departamento.

Justamente la llegada de Fabián Blanco al hurtadismo, despertó comentarios. Se supo que tuvo que reunirse con Oscar Barreto para lograr el beneplácito necesario a fin de ingresar a la Alcaldía. También se dijo que en la campaña de 2019, Blanco habría jugado doble ayudando a Andrés Hurtado y dejando en la estacada a Bocanegra.

En el mismo sentido se afirmó que la llegada de Blanco a la Alcaldía obedecería al pago de la Casa Barreto para Bocanegra por haberse mantenido en la balota electoral hasta el final y que tras cañar un enfrentamiento y denuncias penales, el exgobernador Oscar Barreto desantendió la denuncia penal que había elevado contra Alfredo Bocanegra. Además, Bocanegra lleva meses de silencio conveniente y sin elevar críticas en redes sociales hacia los mandatarios locales, fichas del barretismo.

De todos estos temas se ocuparon los periodistas René Rodríguez y Héctor Sánchez, en el espacio radial El Pulso Político, de la emisora Ondas de Ibagué.

En resumen las opiniones están divididas entre quienes esperan una buena gestión del preparado profesional que es Fabián Blanco, o si estaríamos ante un nuevo caso se uso de cargos públicos con fines electorales. Esperaremos para ver y seguir analizando.

*Este es un editorial del director de A la luz Pública.

Deja un comentario